"ÚLTIMA HORA:" 15/Julio/2018 - 4ª Ruta Jornadas de Senderismo 2018, organizadas por la Diputación Provincial de Granada: Sierra Nevada.

Convocatoria de Ruta:

Convocatoria de Ruta:
4ª Ruta Jornadas Senderismo Diputación de Granada: Ruta por Sierra Nevada. Más información e inscripciones haciendo clic sobre el cartel

Buscar en este blog

viernes, 22 de junio de 2018

Sierra Nevada: Hoya de la Mora-Borreguiles-Laguna de las Yeguas-Lagunillos de la Virgen-Radio Telescopio


Explorando y revisando...

Una ruta para disfrutar de los lugares emblemáticos de Sierra Nevada, que a estas alturas del año se muestra cargada de nieve y en pleno proceso de deshielo de los neveros, abundantes arroyos, túnes de nieve, saltos de agua...


Sencillamente espectacular y lo que es mejor anunciando la llegada de la primavera serrana que se presagia esplendorosa.

El recorrido intenta seguir el trazado habitual, pero con tan abundancia de nieve en muchas ocasiones se hacía imposible, resultando un track muy campo-nieve a través, algo que hay que tener muy en cuenta, si se realiza en otro momento y en otras circunstancias.


Datos de la ruta:
- Senderistas: 2 y la perrita Balto.
- Distancia: Circular, 13 kms
- Dificultad: Media, sobre todo por la gran presencia de nieve.
- Acumulado: 530 m subiendo.
- Tiempo: 5 h 22 min

Track y perfil de ruta:

Powered by Wikiloc

Ver todas las fotos aquí>>>

 

viernes, 15 de junio de 2018

Senderismo "acuático" por el Barranco de Luna.


De vuelta a El Valle de Lecrín, esta comarca que tan buenos ratos y preciosos paseos nos viene regalando últimamente.
En esta ocasión se trata de explorar el mítico Barranco de Luna, del que nos habían hablado antes con una aureóla de gran misterio, ya que según cuenta la historia, durante el levantamiento de los moriscos, fue paraje en el que el caballero Don Antonio Luna y su tropa cristiana resultaron diezmados por los levantiscos seguidores de Aben Humeya.

Para hacer la ruta circular y más intensa, iniciamos nuestro caminar desde la localidad de las Albuñuelas, población de 836 habitantes en el año 2017, que estira sus casas de levante a poniente, sumergida entre naranjos y limoneros, protectores olivos y fecundas huertas. Sus calles, limpias y muy bien adecentadas, se nos muestran sumamente acogedoras, al igual que sus abiertas y agradables gentes.


Recorremos algunas de sus calles, partiendo del parking que hay junto al ayuntamiento de Albuñuelas, para seguir a continuación, las señales del sendero GR7/E4 que paulatinamente va descendiendo hasta llegar a las inmediaciones de la localidad de Saleres, un pueblo pequeñito de 165 habitantes, que se muestra silencioso y adormecido a estas primeras horas de la mañana. Pasamos junto a su iglesia y la Fuente de la Iglesia, un magnífico sitio para abastecerse de agua.


Después subimos una empinada calle que nos conduce hasta la parada del autobús en el paraje de la Cruz de la Lomilla, en plena carretera GR-3300 que comunica Saleres con Albuñuelas. Continuamos subiendo por la mencionada carretera, para apenas a unos metros antes de llegar al cementerio, desviarnos a la derecha por un carril que poco a poco nos va adentrando por la ladera derecha del Barranco de Luna. Ese carril que en ocasiones se transforma en sendero, un momento dado comienza a bajar pronunciadamente enmarcado de llamativas formaciones geológicas hasta lo más profundo del barranco que a partir de este momento nos disponemos a recorrer en dirección descendente de norte a sur y de oeste a este.


La hora de la aventura ha llegado. Hay que caminar por el cauce del arroyo que transita por el fondo del barranco. Hoy apenas lleva agua y una espesa vegetación nos va rodeando y tragando literalmente. Grandes zarzas, frondosas higueras y muchos culandrillos y colas de caballo nos llaman la atención, signos evidentes de un elevado porcentaje de humedad y de la constante presencia de agua.


Hemos de empezar a superar grandes bloques desprendidos del techo, el ambiente se torna cada vez más estrecho, sombrío y oscuro, suenan caidas de agua que aparece en gran cantidad y como por arte de magia, anunciando manantiales fantasma, no visibles pero si audibles. Superando dos grandes pasos en descenso, nos encontramos de lleno en el lecho del arroyo,encajonados entre verticales paredes de decenas de metros de altura y de escasos metros de ancho. Ya estamos en el corazón del barranco. Toca cambiarse el calzado y ponerse las chanclas de agua, ya que a partir de ahora el recorrido será metidos en el cauce del arroyo que cristalino y sonoro desciende raudo y en cantidad apreciable por desgastadas y resbaladizas piedras.


Poco a poco, nos vamos adentrando más en el encajonado barranco, sus paredes suben vertiginosamente, forradas de algas, helechos y culandrillos. Una lluvia ocasional cae sobre nuestras cabezas y comienza el refrescante y acuático camino. Saltos de agua, pozas y charcas, que con el debido cuidado vamos superando. Se trata de algo más de medio kilómetro que trabajosamente hacemos, plenos de sensaciones de aventura que contribuyen a que transcurra en un abrir y cerrar de ojos.


Finalmente, el estrecho cañón por el que caminábamos se abre a la luz y con más pena que otra cosa, empezamos a salir del profundo barranco por un sendero primero y luego carril que sube por el lado derecho. En continuo ascenso vamos cogiendo altura, y volviendo la vista atrás miramos hacia el lugar en el que hace unos momentos estábamos. Nadie puede imaginar que entre aquellas piedras y densa vegetación pudiera encontrarse escondida semejante maravilla geológica y natural. Más que nunca, comprendemos ahora el porqué del misterio del Barranco de Luna.


Por un empinado y zigzaguente carril que conduce a las inmediaciones del cementerio de Saleres, retornamos a la carretera GR-3300 tomándola ahora en sentido inverso, volviendo a pasar junto a la Fuente e Iglesia y descendiendo a continuación hasta el cristalino y refrescante rio de las Albuñuelas que seguimos en sentido ascendente por su orilla derecha.


La calor del verano que se nos viene encima, aprieta a estas horas del mediodía, pero una sombreada bóveda de vegetación de ribera, altos y espesos cañaverales y al ambiente refrescante del rio, ayuda en este camino de vuelta que se convierte en una auténtica gozada para los senderistas. Mientras, la perrilla Balto no deja de alegremente chapotear en el rio.


Disfrutando del recorrido, vemos al norte las siluetas de las blancas casas de las Albuñuelas. Después de varios vadeos del rio, entre los sempiternos naranjos y limoneros, salpicados de bien cuidados huertos y de grandiosos nísperos que en esta época se muestran en todo su esplendor, acometemos, cruzando a la derecha por última vez el rio, un cementado carril que en continuada curva y con fuertes rampas, nos va acercando paulatinamente hasta las acogedoras y sombreadas casas de las Albuñuelas, que nos abraza entre floreadas macetas dándonos cordial bienvenida.





Mi amigo Antonio Gómez que hizo la ruta conmigo o yo con él, ha hecho también, una descripción de esta ruta que yo os recomiendo y que podéis leer haciendo clic aquí>>>


Datos de la ruta:
- Senderistas: 3 y la perrita Balto.
- Recorrido: 12,6 kms.
- Dificultad: Si bien la ruta en si no tiene gran dificultad, el recorrido del tramo del Barranco de Luna, hace necesario el uso de calzado acuático y la aplicación de técnicas básicas de barranquismo, por lo que se clasifica esta ruta como de dificultad MODERADA. No se debe efectuar en época de grandes lluvias, crecidas o de tormentas.
- Tiempo en movimiento: 4 horas aproximadamente.
- Acumulado: 403 m.

Track y perfil de ruta:

Powered by Wikiloc

Ver todas las fotos de la ruta aquí>>>

domingo, 10 de junio de 2018

3ª Jornada Senderos de Granada 2018: Ruta Interprovincial Granada - Córdoba: De Iznájar a Fuentes de Cesna y Zagra.


Este domingo se ha celebrado la ruta interprovincial que con motivo del Día del Senderista organizan las Diputaciones de Granada y de Córdoba, así como la Federación Andaluza de Montañismo, con la inestimable colaboración de los respectivos ayuntamientos de Iznájar y de Zagra.


Antes de las 9 horas, se dieron cita en la Avenida de los Donantes de Iznájar, unos centenares de senderistas venidos de las dos provincias: Granada y Córdoba, que se desplazaron en autobuses puestos por ambas Diputaciones.


Después de cumplir el protocolo de inscripción, disfrutar de un desayuno saludable de pan tierno y rico aceite de la zona con su correspondiente fruta y zumo, se dió la salida a los animados senderistas que se organizaron para hacer alguna de las dos rutas programadas debidamente acompañados por sus correspondientes guías de la FAM, personal voluntario, así como de Protección Civil y de la Policía Local de Iznájar y de Zagra que consecutivamente se fueron alternando para ofrecer siempre debida escolta y protección:
  • La ruta larga, de unos 19 kms, de Iznájar a Fuentes de Cesna y final en Zagra.
  • La ruta corta, de unos 9 kms, de Fuentes de Cesna a Zagra.
Con un buen rítmo, se emprende la marcha en Iznájar (440 msnm) bordeando el embalse Iznájar por un trazado que en primera instancia llanea y sube suavemente, para luego empezar a superar fuertes rampas que nos llevan hasta el vértice geodésico de Llamas (707 msnm). Luego de un ligero llaneo toca bajar adoptando grandes precauciones, ya que la fuerte inclinación y la abundancia de piedras sueltas y terreno muy suelto, podían llevar a deslizamientos y no deseadas caídas.


Después de un largo tramo por pista de asfalto, nos desviamos hacia las Fuentes de Cesna (685 msnm), en donde disfrutamos de un merecido descanso y un buen avituallamiento que nos permite recuperar energía para acometer el siguiente tramo de la ruta que consecutivamente nos llevará, volviendo a bordear parte de la cola del embalse de Iznájar, a vadear el rio Pesquera (440 msnm), que baja espectacularmente encajonado y tras un nuevo avituallamiento líquido iniciar las últimas rampas hacia Zagra (682 msnm), que allá arriba y con su derruido castillo como telón de fondo nos espera con los brazos abiertos y una riquísima paella que pronto nos lleva a olvidar todos los sudores y esfuerzos sufridos una vez superado el arco de meta.


La jornada termina con las palabras de agradecimiento de las diferentes autoridades provinciales y locales que se han preocupado de que todo transcurriera a la mayor perfección y el cierre final del Sr. Presidente de la FAM que se congratula del éxito de la jornada y anima a las instituciones provinciales y locales a que sigan organizando jornadas de senderismo porque "el senderismo es sinónimo de vida saludable".


Datos de la ruta:
- Senderistas: 254.
- Recorrido: Ruta Larga, 19 kms ; Ruta Corta: 10 kms.
- Dificultad: Media-Alta. Indice IBP 82, que la cataloga como Media-Dura. Ver más datos IBP aquí>>>
- Tiempo ruta Larga: 4h 54 min
- Acumulado ruta Larga: 893 m subiendo; 658 m bajando.
- Media: 4 kms/h

Track y perfil de ruta:

Powered by Wikiloc

Ver todas las fotos de la ruta aquí>>> 





domingo, 20 de mayo de 2018

2ª Jornada Senderos de Granada 2018: El Valle y Lecrín.

Ruta por los Muncipios de El Valle: Saleres, Restábal y Melegís. También por algunos municipios de Lecrín: Murchas, Talará y Béznar.



Ha contado con la participación de casi 270 senderistas que han caminado por un entorno de maravillosos valles y en los que los aromas y olores de plantas como el azahar y la gayumba han aportado su esencia para hacer posible una genial jornada de senderismo.


La ruta ha finalizado en el área recreativa de Béznar, muy cerquita de la orilla del embalse en un estupendo ambiente, en donde hemos podido degustar de una riquísima paella preparada por Eventos Esperanza que ha hecho las delicias de los formidables senderistas venidos de diversas localidades de la geografía granadina como Lecrín, Dúrcal, Padul, Loja, Huétor Tájar, Villanueva Mesía, Íllora, Los Guájares, Granada, Moraleda, Otura, Montefrío y de ASOGRA.
Gracias a los voluntarios de los diversos municipos que han colaborado, sanitarios de ambulacia y personal de Diputación Provincial de Granada.
Y por último, no podía faltar el sincero agradecimiento a todos los senderistas por su excelente comportamiento y los esperamos en la próxima.


Datos de la ruta:
- Senderistas: 270 inscritos.
- Recorrido: 13 kms.
- Acumulado: 360 m subiendo; 420 m bajando.
- Tiempo: 4 horas 30 minutos
- Media: 3,2 kms/h

Track y perfil de ruta:

Powered by Wikiloc

Ver todas las fotos de ruta aquí>>>

martes, 1 de mayo de 2018

Convocatoria 2ª ruta Jornadas de Senderismo de la Diputación de Granada. El Valle: Saleres - Béznar.

    Jornadas Provinciales de Senderismo 2018

La Delegación de Deportes de la Diputación de Granada en colaboración con los ayuntamientos y la colaboración de la Federación Andaluza de Montañismo, programa 8 jornadas de promoción del senderismo en ocho entornos privilegiados de nuestra provincia para el desarrollo de este deporte.


Esta ruta enclavada en la comarca del Valle de Lecrín nos permite conocer el municipio de El Valle y parte del municipio de Lecrín y de El Pinar. El Valle se constituye por la agrupación de tres localidades, teniendo en Restábal su ayuntamiento y como pedanías a las localidades de Saleres y Melegís. Por otra parte, el municipio de Lecrín se constituye por el agrupamiento de 7 localidades, que tienen su sede principal en Talará y como pedanías a Acequias, Béznar, Chite, Mondújar, Murchas y los Peloteos. Mientras que el municipio de El Pinar, está formado por Pinos del Valle, Izbor, Los Acebuches y el despoblado de Tablate.

Datos de la ruta:
  • Itinerario: Saleres - Río de las Albuñuelas - Barranco de las Arenas - Restábal - Río Ízbor - Cola Este del embalse de Béznar - Río Torrente - Melegís - Río Torrente - Murchas - Rambla río Torrente - Talará - Barranco de Chite - Cerro Redondo - Lavadero de Béznar - Béznar
  • Recorrido: 14 kms. Lineal.
  • Dificultad: Esta ruta tanto por su trazado como por su requerimiento físico, se puede catalogar como de dificultad Media. Grado 53, Medio, de dificultad IBP. Ver más datos IBP aquí>>>
  • Acumulado: 415 m subiendo; 391 m bajando.
  • Media: 3 kms/h.
  • Tiempo en movimiento: 4 horas.

Plazas limitadas para el Senderismo Maleno a un bus de 53 plazas.

Inscripciones:

LISTADO DE INSCRITOS:
Powered by Wikiloc
 
Más información aquí>>>

domingo, 29 de abril de 2018

XVI Jornadas de Senderismo Maleno: Clausura - 7ª Ruta: Vélez Benaudalla - Cámara del Agua


Para esta ruta, nos desplazamos hasta la zona de Vélez Benaudalla, en el corazón del Valle del Río Guadalfeo, para realizar esta séptima jornada que además sirve de clausura a las XVI Jornadas de Senderismo Maleno que hemos venido realizando a lo largo de los años 2017 y 2018.

El trayecto tiene dos partes bien diferenciadas: una que nos permite adentrarnos en el casco urbano y antiguo, de rancio sabor morisco de Vélez Benaudalla y que por estrechas y retorcidas calles nos hace coger altura hasta llegar a la Torre de los Ulloa, en donde existen amplios miradores que ofrecen hermosas panorámicas de Vélez Benaudalla y del Valle del Guadalfeo, fértil y flanqueado de trozos de tierra generosa en sus frutos. Es todo un espectáculo y disfrute para todos los sentidos.

Descendemos del castillo y seguimos recorriendo las calles de Vélez, siguiendo junto a una caudalosa acequia que nos lleva de lleno al paraje de El Manantial que vigoroso ofrece sus límpias y frescas aguas. De este lugar se forman dos impresionantes ramales-acequias que bajan raudas y veloces por antiguos trazados que llevaban a molinos, hoy desaparecidos. Una de ellas se encamina hacia el sur, la otra busca el poniente. Seguimos ésta última para encontrar a su orilla desgastadas piedras que servían para lavar, muy bien conservadas, siendo este sitio un lugar perfecto para recordar tiempos pasados y otros modos de vida ya desaparecidos.

Cruzamos la calle vertebral de Vélez y vamos bordeando por su lado oeste, buscando la vieja y empinada Cuesta de El Rio que en poca distancia nos baja hasta la carretera N-323 que con las debidas precauciones cruzamos para por un carril cementado llegar hasta el rio Guadalfeo, pasando a su otra orilla por un puente macizo que franquea el paso sobre las caudalosas aguas del rio.
Ya en la otra orilla, nos encontramos con la señalizada Ruta de la Cámara del Agua que seguiremos a partir de ahora respetando todas sus indicaciones.

Toca subir por fuertes pendientes, de sur a norte, pasando consecutivamente junto a invernaderos y grandes plantaciones de aguacates y almendros, acabando la continuada subida junto a un gran depósito circular de agua. Es este un buen punto para el avituallamiento y también para saborear bellas panorámicas aéreas del Valle del Guadalfeo, la Sierra de Lújar, el paraje de Los Vados con el azul marino del Mediterráneo asomándose como de puntillas, mientras adormecida y calmada, Vélez Benaudalla se estira a nuestros pies. Es un momento de paz y calma, una grata recompensa al esfuerzo del caminante.

Desde aquí, termina el carril cementado que traíamos para convertirse en carril de tierra y luego sendero que en sube y baja y ya entre bosque mediterráneo con chaparros, encinas, inmensos pinos y diversidad de plantas aromáticas nos lleva hasta la Cámara del Agua, una construcción que recoge las aguas traídas por un canal en su mayoría de recorrido subterráneo del vecino embalse de Béznar. Una portentosa obra de ingeniería ante la que hemos de descubrirnos asombrados. El agua acumulada en un embalse artificial, la Cámara del Agua, se entuba en grandiosos tubos que bajan precipitándose desde las alturas hasta una Central Hidroeléctrica construida unos cientos de metros abajo.

Toca bajar todo lo que hemos subido. Primero en suave pendiente, luego en zigzagueantes y fuertes rampas, disfrutando del entorno y de las hermosas vistas hasta llegar de nuevo al Valle del Guadalfeo que tomamos ahora rio abajo, franqueados de espectaculares ejemplares de álamos blancos, eucaliptos y bosque de ribera. El trinar de los pájaros acompaña nuestro caminar hasta llegar a una espaciosa área recreativa junto al rio, muy apreciada por los lugareños. Unos metros más abajo y con el rio a nuestra izquierda nos encontramos de nuevo el puente que anteriormente atravesamos a la ida.  Volvemos a cruzar con precaución la carretera nacional, subimos la Cuesta del Rio y nos encontramos de lleno en el centro de Vélez. Ha llegado el momento de ir a comprar los pestiños a la Casa de Conchita, es un rito obligado que no queremos dejar perder, dando aquí por terminada la ruta.

Luego, con el bus, nos desplazamos hasta la Playa del Poniente de Motril, para tener un momento de convivencia agradable y ameno que sirve para clausurar estas Jornadas de Senderismo Maleno y a la vez ir pensando en las próximas rutas, porque las ganas de seguir disfrutando de caminos y veredas permanecen más fuertes que nunca.


Datos de la ruta:
- Senderistas: 57 y la perrita Balto.
- Recorrido: Circular, 13 kms.
- Itinerario: Vélez Benaudalla - Pilar de San Antonio - Iglesia Ntra. Señora del Rosario - Barrio Antiguo - Castillo de los Ulloa - El Manantial - Cuesta del Rio - Sendero Cámara del Agua - Area Recreativa Rio Guadalfeo - Cuesta del Rio - Vélez Benaudalla.
- Dificultad: Media. Índice IBP 60, lo que la clasifica como una ruta que requiere una preparación física Media y tiene una dificultad de terreno también Media. Ver más datos IBP aquí>>>
- Tiempo en movimiento: 3 horas 30 min; tiempo total: 4 horas 37 minutos.
- Acumulado: 532 m subiendo; 533 m bajando.
- Media: 3,63 kms/h

Track y perfil de ruta:

Powered by Wikiloc

Ver todas las fotos de la ruta aquí>>>

domingo, 15 de abril de 2018

XVI Jornadas Senderismo Maleno - Sexta ruta: Andújar - Santuario Virgen de la Cabeza


Esta ruta es de las que se ha hecho esperar. En primer lugar por recorrer el mítico Camino Viejo que siguen los romeros atravesando Sierra Morena, desde Andújar al Santuario de la Virgen de la Cabeza, algo que ya de por sí despierta bonitas sensaciones. Sumándole además la espera a la que nos ha sometido el intenso temporal de lluvias que hemos venido disfrutando en estos días y que ha hecho posible que el campo, el terreno y en definitiva el paisaje se haya convertido en algo espectacular y maravilloso. Vamos lo nunca visto.

Comenzamos nuestra ruta junto a las tapias del Cementerio Municipal de Andñujar, que es donde inicia su recorrido el mencionado Camino Viejo. La mañana aparecía con un espeso nublado pero sin amenazar lluvia en ningún momento. La temperatura excelente.

A buen rítmo caminamos por el carril asfaltado vadeando el arroyo de los Molinos y que poco a poco nos va metiendo en la vía pecuaria denominada Cordel de Los Molinos, conocida con el sobrenombre de Camino Viejo al Santuario.


Atravesamos la primera valla y ante nuestros ojos se abre la inmensidad de una gran pradera que a ambos lados del arroyo de Los Molinos aparece tapizada de espesa hierba, de verde intenso, salpicada de multitud de florecillas de variados colores, entre las que destaca la aromática lavanda. Es todo un lujo y un placer recorrer este espacio que empieza a empinarse anunciando a las temidas Cuesta del Reventón y de Las Chinas

Sin prisa y con las justas pausas para recuperar el aliento y disfrutar de las panorámicas que obsequian los estratégicos miradores, vamos subiendo adentrándonos en un bosque de chaparros y encinas, ocasionales pinos y denso bosque mediterráneo con lentiscos, cornicabras, algarrobos y abundantes ejemplares de jaras que florecen de modo incipiente.

Llegamos al área de descanso existente junto a la ermita de San Ginés, húmeda por la espesa niebla, siendo este un buen punto para relajarse y realizar el primer avituallamiento en un ambiente cordial y de alegre camaradería. Se comparten las tortillas y embutidos y la bota rueda refrescando las resecas gargantas.


Reiniciamos la marcha volviendo de nuevo al Camino Viejo descendiendo ahora entre pinos y atravesando puntos interesantes como es el arroyo del Gallo, el monumento a las Carretas, el Pilar del Madroño y el mirador del Romero, sitio estratégico desde el que por primera vez se observa en la lejanía el añorado santuario.


Continuamos bajando ahora entre grandes pinos y chaparros alfombrados de espesa hierba, hasta llegar al valle por el que transcurre el río Jándula, de lentas y calmadas aguas, pasando sobre el puente que nos lleva hasta el otro lado de la orilla en donde se encuentra la inscripción en piedra  que nos recuerda que estamos en territorio por el que pasaba en la antigüedad, la romana calzada Vía Augusta.
Aprovechamos este sitio para hacer un ligero avituallamiento y afrontar con energía la Cuesta de los Caracolillos, última dificultad para llegar a la cima.


Recorremos el prado del arroyo del Membrillejo, alfombrado de verde y ya preparado para recibir a las carretas de romeros que peregrinarán al santuario el próximo domingo 29 de abril y acometemos las primeras empedradas y empinadas rampas plenas de vueltas y revueltas que poco a poco nos hacen ir cogiendo altura, adentrándonos de lleno en los famosos y duros Caracolillos. Pasamos  Las Lastras, nos asombramos curiosos bajo el sorprendente Pino de las Tres Patas y bordeando el Cerro Marquitos, llegamos hasta el grandioso Mirador del Camino Viejo un lugar de privilegio para contemplar a vista de pájaro el trayecto que hemos ido recorriendo y que se dibuja serpenteante en el horizonte.


Toca volver a caminar, el Cerro del Cabezo cada vez más cerca, pasando por la Umbría de los Ruiseñores, un espectacular pinar en el que el canto de los pájaros siempre está como sonido de fondo. Más adelante abandonamos el sendero, cerramos la última valla y enfilamos por un amplio carril el último kilómetro que nos lleva directamente hasta la aldea en la que casas de hermandad rodean al Santuario que arriba en la cumbre del cerro, guarda a la Virgen de la Cabeza que nos espera acogedoramente majestuoso como la mayor reconpensa de la dura jornada.


Sin espera ninguna acometemos la última subida hacia Ella.


Datos de la ruta:
- Senderistas: 74 senderistas y la perrita Luna.
- Recorrido: 21 kms.
- Dificultad: Por la longitud del recorrido, las condiciones del terreno, así como por las empinadas rampas que hay que superar la clasificamos como Difícil. El índice de dificultad IBP es de 85, que exige una preparación física Media y por el terreno es Dura. Ver más datos IBP aquí>>>
- Acumulado: 1002 m subiendo; 520 m bajando.
- Tiempo total: 8 h 11 min; en movimiento: 5 h 15 min; detenidos: 2 h 56 min.
- Media en movimiento: 3,9 kms/h

Track y perfil de ruta:

Powered by Wikiloc

Ver todas las fotos de la ruta aquí>>> 

domingo, 18 de marzo de 2018

Senderismo bajo la lluvia


Cuando mi amiga María me dijo aquel dicho nórdico de: "No hay tiempo malo sino ropa mala", nunca imaginé que me iba a calar tanto. Y es que es verdad, caminar bajo la lluvia y en la montaña o en el Camino, tiene un encanto difícilmente descriptible con palabras. Es una sensación especial que engancha y que tiene su dosis, claro que sí, de sufrimiento y esfuerzo, pero sin dejar de lado su gran recompensa emocional extra.

Por ese motivo, cada vez que encuentro información relacionada con este tema no dudo en guardarla, en copiarla y pegarla, para que siempre y como suelo decir, esté a mano cuando haga falta.

En esta ocasión son un par de artículos aparecidos en la web "Travesía Pirenaica" y que yo a continuación os transcribo literalmente, sin dejar de citar la fuente y de darles las gracias por haber elaborado un material de tan gran interés, al menos para mí.


5 consejos para hacer senderismo bajo la lluvia

La lluvia es inevitable y te tocará caminar bajo la misma durante la práctica del senderismo. Es por ello que hay que estar preparado para que aparezca, y lo más importante, estar preparado para que no nos arruine los planes por completo.
La lluvia es un imprevisto no bien recibido, pero si se sabe manejar de forma correcta, puede convertir nuestro día de senderismo en una actividad más fresca, tranquila y rodeada de un ambiente diferente. Debemos verlo desde un punto de vista más positivo.

¡Qué un pronóstico nublado con probabilidad de lluvia no arruine los planes! Estos son algunos consejos para hacer senderismo bajo la lluvia:

1. Vestir ropa sin algodón y un calzado impermeable:
La ropa que se empleará ese día lluvioso, debe ser una de las principales herramientas para hacer de la travesía algo cómoda y emocionante. La ropa que se use no debe ser de algodón. ¿La razón? El algodón no es capaz de eliminar el sudor de la piel, por lo que tarda bastante para secarse. Absorberá nuestro sudor. Es decir, en condiciones húmedas, como en plena lluvia, se enfriará al cuerpo y existe riesgo de hipotermia. Utilizaremos el sistema de las tres capas, tipos de tejidos y prendas estratificados, para una mejor funcionalidad.
Lo más aconsejable son piezas de poliéster, lana o nylon, para capas interiores. De preferencia, para una capa exterior, las chaquetas deben ser impermeables, resistentes al agua, pero sin olvidar la transpirabilidad de las mismas para evacuar el sudor. Hay que asegurarse de que las gotas de lluvia escurran sin ser absorbidas por el tejido. Existen tejidos impermeables como el gore-tex, aunque existe una gran tipología con mismas funciones, que proveen a las prendas de estas características que mencionamos.
Igualmente, el calzado debe ser impermeable, para mantener a los pies calientes y secos. Hay que recordar que si llueve, se pisaran muchos charcos, iremos por terreno húmedo. Sea cual sea el modelo escogido, las suelas deben ser profundas para pisar barro, rocas y troncos resbaladizos. Al igual que hemos mencionado para la chaqueta exterior, habrá que analizar que capa impermeable tienen nuestras botas: igualmente es importante la resistencia al agua, como la transpirabilidad para evacuar el sudor.
Un artículo dentro de nuestro equipo, como lo es un paragüas para montañeros, nos puede hacer amena una caminata bajo la lluvia.

2. Llevar ropa extra y repuesto en una mochila bien protegida contra la lluvia:
La humedad del equipaje es uno de los mayores inconvenientes al hacer senderismo bajo la lluvia, por lo que hay que tomar las suficientes precauciones para mantenerlo seco del todo. Son muchas las mochilas impermeables en el mercado, pero hay que tener cuidado con que sus costuras estén selladas.
Para una mayor protección contra la lluvia, existen cubiertas o forros —cubre mochilas— que nos mantendrá seco el equipo dentro de la mochila. Una opción —más de andar por casa— será meter el equipo dentro de bolsas de basura, que lo preserve de la humedad.
Lleva suficiente ropa de repuesto. Sobre todo en rutas de varios días. La ropa extra de por sí es un indispensable, y mucho más si se pronostica días de lluvia. Con algo de precaución se puede estar seco y caliente durante todo el recorrido, aún cuando llueva.

3. ¡Cuidado por donde se camina!
La lluvia no solo puede mojar la ropa, sino que convertirá algunos senderos en terrenos muy resbaladizos. En terrenos rocosos o por zonas arcillosas, las superficies resbaladizas pueden ser un gran fastidio para caminar y un problema también de seguridad. Por ello, se debe prestar mucha atención al caminar por terrenos mojados para minimizar riesgos de caída o accidente.
Parte fundamental de caminar bajo la lluvia es la de evitar cierto tipo de caminos, por ejemplo, se deben evitar senderos con rocas resbaladizas mientras llueve, así como cruzar riachuelos, puesto que existe el gran riesgo de pisar en falso y provocar una caída.

En estos terrenos resbaladizos puede ser de gran ayuda el uso de unos bastones de trekking.

4. Prevenir la hipotermia y la deshidratación:
Con la humedad ambiente y en nuestro cuerpo aumenta el riesgo de sufrir hipotermia, por lo que hay que aprender a reconocer sus primeros síntomas, como lo son la confusión o los escalofríos. Para prevenirla se puede emplear ropa de lana o nylon, para conservar el calor y estar siempre seco. Si nos hemos mojado, hay que cambiarse de ropa lo más pronto posible.

Con respecto a la deshidratación, sí, es posible deshidratarse en plena lluvia. La razón es muy simple, a muchos se le olvida el beber agua en plena lluvia. Por lo que no debe pasar por desapercibido esto, aun en medio de un aguacero. Es necesario parar de vez en cuando y beber y comer.

5. Elegir el lugar indicado para acampar:
Si lo que queremos es acampar después de nuestra jornada de actividad, debes analizar adecuadamente el lugar indicado para ello. Un terreno ideal sería uno alto y seco, evitando la humedad y el agua.
Evita lugares donde la lluvia puede canalizarse y acumularse. El terreno no puede ser muy blando, o excesivamente encharcable, ya que se llenará de agua con facilidad durante la lluvia.
Se deben evitar lugares en donde estén cerca ramas a punto de caerse, porque el viento puede hacerlas desprender. Y si se cree que habrá una tormenta, es mala idea ubicarse cerca de pendientes o de ríos.
Una vez escogido el sitio es fundamental mantener el interior de la tienda seco, esto puede ser más fácil colocando una lona adicional sobre la tienda. También hay que mantener el interior bien ventilado para evitar la condensación.
Una vez instalada la tienda es el momento de quitarse la ropa mojada y introducirla en una bolsa. La depositaremos fuera del habitáculo interior; no hay que introducir humedad en la tienda.


Paraguas para montañeros: los pros y contras de su uso en montaña

Si el senderismo es tu pasión, hoy en día dispones de la gama más amplia de accesorios, que te van a facilitar la práctica de tu afición.
En este universo de productos, accesorios y equipamiento para el senderismo, hay uno que se puede que no tengas en tu haber, pero que te puede resultar de gran utilidad, me refiero al paraguas de montaña; un paraguas para montañeros, con los refuerzos, resistencia y la funcionalidad necesaria para que te acompañe en las salida a la montaña.
En muchos países es una práctica común el uso de paraguas trekking ya que te permite protegerte de la lluvia, más allá de la chaqueta impermeable; en otros lugares es el gran desconocido. En este artículo, te mostramos el pro y el contra de su utilización, además te daremos algunos consejos útiles para el uso seguro del paraguas trekking, y otras recomendaciones de interés relacionadas con el senderismo.
Comenzamos describiéndote las características de los paragüas para senderismo.
  • Diseño del mango y materiales confort, que te permiten comodidad en su utilización.
  • Materiales livianos y resistentes.
  • La resistencia al viento es una característica de vital importancia en el uso del paraguas en montaña.
Si vas a usar un paraguas de montaña, te sugerimos seguir estas sencillas recomendaciones:

1. Nunca abrir el paraguas montaña, cuando haya viento y el terreno sea expuesto; la explicación es obvia podemos perder el equilibrio y caernos, es más si estas ascendiendo por una pendiente pronunciada en compañía de otros montañeros, también los pones en peligro, ya que el paragüas se te puede escapar de las manos y causar un accidente.

2. Nunca usar el paraguas de trekking, cuando haya una tormenta eléctrica. Las tormentas convierten a los paraguas en pararrayos potenciales.

3. En tiempo muy frío o con nevadas, por un lado la nieve lo inutiliza, y el brazo que llevas en alto con el paraguas se enfría más rápido, dificultando la circulación sanguínea.

4. Por último, evitar el uso paraguas de senderismo, en terrenos accidentados, si estamos escalando o trepando, el uso de paraguas dificulta lo movimientos, solo tendríamos un brazo para sujetarnos, y nos podría poner en riesgo.

Además de disponer de un paraguas trekking siempre es recomendable estar mejor preparados, llevar el equipamiento necesario para realizar una actividad en la montaña, para enfrentar una contingencia meteorológica no prevista. Nunca olvides llevar un gorro, para cubrir tu cabeza y protegerte del sol y la lluvia, además debes usar vestimenta apropiada para tiempo adverso —te recomendamos el sistema de las tres capas—. Incidir en el uso de las tres Gs: gorro, guantes y gafas.
Son muchas las historias que se tejen en torno a si usar o no, los Paraguas para montañeros, y como cualquier otro accesorio tiene indicaciones y guías para su correcto uso.
El mejor consejo que les podemos ofrecer es, usarlo con responsabilidad y sentido común; y seguir las recomendaciones descritas en este artículo para evitar cualquier accidente o incomodidad.