"ÚLTIMA HORA:" 15/Septiembre/2018 - 5ª Ruta Jornadas de Senderismo 2018, organizadas por la Diputación Provincial de Granada: Castril.

Convocatoria de Ruta:

Convocatoria de Ruta:
5ª Ruta Jornadas Senderismo Diputación de Granada: Ruta en Sierra de Castril. Más información e inscripciones haciendo clic sobre el cartel

Buscar en este blog

domingo, 29 de abril de 2018

XVI Jornadas de Senderismo Maleno: Clausura - 7ª Ruta: Vélez Benaudalla - Cámara del Agua


Para esta ruta, nos desplazamos hasta la zona de Vélez Benaudalla, en el corazón del Valle del Río Guadalfeo, para realizar esta séptima jornada que además sirve de clausura a las XVI Jornadas de Senderismo Maleno que hemos venido realizando a lo largo de los años 2017 y 2018.

El trayecto tiene dos partes bien diferenciadas: una que nos permite adentrarnos en el casco urbano y antiguo, de rancio sabor morisco de Vélez Benaudalla y que por estrechas y retorcidas calles nos hace coger altura hasta llegar a la Torre de los Ulloa, en donde existen amplios miradores que ofrecen hermosas panorámicas de Vélez Benaudalla y del Valle del Guadalfeo, fértil y flanqueado de trozos de tierra generosa en sus frutos. Es todo un espectáculo y disfrute para todos los sentidos.

Descendemos del castillo y seguimos recorriendo las calles de Vélez, siguiendo junto a una caudalosa acequia que nos lleva de lleno al paraje de El Manantial que vigoroso ofrece sus límpias y frescas aguas. De este lugar se forman dos impresionantes ramales-acequias que bajan raudas y veloces por antiguos trazados que llevaban a molinos, hoy desaparecidos. Una de ellas se encamina hacia el sur, la otra busca el poniente. Seguimos ésta última para encontrar a su orilla desgastadas piedras que servían para lavar, muy bien conservadas, siendo este sitio un lugar perfecto para recordar tiempos pasados y otros modos de vida ya desaparecidos.

Cruzamos la calle vertebral de Vélez y vamos bordeando por su lado oeste, buscando la vieja y empinada Cuesta de El Rio que en poca distancia nos baja hasta la carretera N-323 que con las debidas precauciones cruzamos para por un carril cementado llegar hasta el rio Guadalfeo, pasando a su otra orilla por un puente macizo que franquea el paso sobre las caudalosas aguas del rio.
Ya en la otra orilla, nos encontramos con la señalizada Ruta de la Cámara del Agua que seguiremos a partir de ahora respetando todas sus indicaciones.

Toca subir por fuertes pendientes, de sur a norte, pasando consecutivamente junto a invernaderos y grandes plantaciones de aguacates y almendros, acabando la continuada subida junto a un gran depósito circular de agua. Es este un buen punto para el avituallamiento y también para saborear bellas panorámicas aéreas del Valle del Guadalfeo, la Sierra de Lújar, el paraje de Los Vados con el azul marino del Mediterráneo asomándose como de puntillas, mientras adormecida y calmada, Vélez Benaudalla se estira a nuestros pies. Es un momento de paz y calma, una grata recompensa al esfuerzo del caminante.

Desde aquí, termina el carril cementado que traíamos para convertirse en carril de tierra y luego sendero que en sube y baja y ya entre bosque mediterráneo con chaparros, encinas, inmensos pinos y diversidad de plantas aromáticas nos lleva hasta la Cámara del Agua, una construcción que recoge las aguas traídas por un canal en su mayoría de recorrido subterráneo del vecino embalse de Béznar. Una portentosa obra de ingeniería ante la que hemos de descubrirnos asombrados. El agua acumulada en un embalse artificial, la Cámara del Agua, se entuba en grandiosos tubos que bajan precipitándose desde las alturas hasta una Central Hidroeléctrica construida unos cientos de metros abajo.

Toca bajar todo lo que hemos subido. Primero en suave pendiente, luego en zigzagueantes y fuertes rampas, disfrutando del entorno y de las hermosas vistas hasta llegar de nuevo al Valle del Guadalfeo que tomamos ahora rio abajo, franqueados de espectaculares ejemplares de álamos blancos, eucaliptos y bosque de ribera. El trinar de los pájaros acompaña nuestro caminar hasta llegar a una espaciosa área recreativa junto al rio, muy apreciada por los lugareños. Unos metros más abajo y con el rio a nuestra izquierda nos encontramos de nuevo el puente que anteriormente atravesamos a la ida.  Volvemos a cruzar con precaución la carretera nacional, subimos la Cuesta del Rio y nos encontramos de lleno en el centro de Vélez. Ha llegado el momento de ir a comprar los pestiños a la Casa de Conchita, es un rito obligado que no queremos dejar perder, dando aquí por terminada la ruta.

Luego, con el bus, nos desplazamos hasta la Playa del Poniente de Motril, para tener un momento de convivencia agradable y ameno que sirve para clausurar estas Jornadas de Senderismo Maleno y a la vez ir pensando en las próximas rutas, porque las ganas de seguir disfrutando de caminos y veredas permanecen más fuertes que nunca.


Datos de la ruta:
- Senderistas: 57 y la perrita Balto.
- Recorrido: Circular, 13 kms.
- Itinerario: Vélez Benaudalla - Pilar de San Antonio - Iglesia Ntra. Señora del Rosario - Barrio Antiguo - Castillo de los Ulloa - El Manantial - Cuesta del Rio - Sendero Cámara del Agua - Area Recreativa Rio Guadalfeo - Cuesta del Rio - Vélez Benaudalla.
- Dificultad: Media. Índice IBP 60, lo que la clasifica como una ruta que requiere una preparación física Media y tiene una dificultad de terreno también Media. Ver más datos IBP aquí>>>
- Tiempo en movimiento: 3 horas 30 min; tiempo total: 4 horas 37 minutos.
- Acumulado: 532 m subiendo; 533 m bajando.
- Media: 3,63 kms/h

Track y perfil de ruta:

Powered by Wikiloc

Ver todas las fotos de la ruta aquí>>>

domingo, 15 de abril de 2018

XVI Jornadas Senderismo Maleno - Sexta ruta: Andújar - Santuario Virgen de la Cabeza


Esta ruta es de las que se ha hecho esperar. En primer lugar por recorrer el mítico Camino Viejo que siguen los romeros atravesando Sierra Morena, desde Andújar al Santuario de la Virgen de la Cabeza, algo que ya de por sí despierta bonitas sensaciones. Sumándole además la espera a la que nos ha sometido el intenso temporal de lluvias que hemos venido disfrutando en estos días y que ha hecho posible que el campo, el terreno y en definitiva el paisaje se haya convertido en algo espectacular y maravilloso. Vamos lo nunca visto.

Comenzamos nuestra ruta junto a las tapias del Cementerio Municipal de Andñujar, que es donde inicia su recorrido el mencionado Camino Viejo. La mañana aparecía con un espeso nublado pero sin amenazar lluvia en ningún momento. La temperatura excelente.

A buen rítmo caminamos por el carril asfaltado vadeando el arroyo de los Molinos y que poco a poco nos va metiendo en la vía pecuaria denominada Cordel de Los Molinos, conocida con el sobrenombre de Camino Viejo al Santuario.


Atravesamos la primera valla y ante nuestros ojos se abre la inmensidad de una gran pradera que a ambos lados del arroyo de Los Molinos aparece tapizada de espesa hierba, de verde intenso, salpicada de multitud de florecillas de variados colores, entre las que destaca la aromática lavanda. Es todo un lujo y un placer recorrer este espacio que empieza a empinarse anunciando a las temidas Cuesta del Reventón y de Las Chinas

Sin prisa y con las justas pausas para recuperar el aliento y disfrutar de las panorámicas que obsequian los estratégicos miradores, vamos subiendo adentrándonos en un bosque de chaparros y encinas, ocasionales pinos y denso bosque mediterráneo con lentiscos, cornicabras, algarrobos y abundantes ejemplares de jaras que florecen de modo incipiente.

Llegamos al área de descanso existente junto a la ermita de San Ginés, húmeda por la espesa niebla, siendo este un buen punto para relajarse y realizar el primer avituallamiento en un ambiente cordial y de alegre camaradería. Se comparten las tortillas y embutidos y la bota rueda refrescando las resecas gargantas.


Reiniciamos la marcha volviendo de nuevo al Camino Viejo descendiendo ahora entre pinos y atravesando puntos interesantes como es el arroyo del Gallo, el monumento a las Carretas, el Pilar del Madroño y el mirador del Romero, sitio estratégico desde el que por primera vez se observa en la lejanía el añorado santuario.


Continuamos bajando ahora entre grandes pinos y chaparros alfombrados de espesa hierba, hasta llegar al valle por el que transcurre el río Jándula, de lentas y calmadas aguas, pasando sobre el puente que nos lleva hasta el otro lado de la orilla en donde se encuentra la inscripción en piedra  que nos recuerda que estamos en territorio por el que pasaba en la antigüedad, la romana calzada Vía Augusta.
Aprovechamos este sitio para hacer un ligero avituallamiento y afrontar con energía la Cuesta de los Caracolillos, última dificultad para llegar a la cima.


Recorremos el prado del arroyo del Membrillejo, alfombrado de verde y ya preparado para recibir a las carretas de romeros que peregrinarán al santuario el próximo domingo 29 de abril y acometemos las primeras empedradas y empinadas rampas plenas de vueltas y revueltas que poco a poco nos hacen ir cogiendo altura, adentrándonos de lleno en los famosos y duros Caracolillos. Pasamos  Las Lastras, nos asombramos curiosos bajo el sorprendente Pino de las Tres Patas y bordeando el Cerro Marquitos, llegamos hasta el grandioso Mirador del Camino Viejo un lugar de privilegio para contemplar a vista de pájaro el trayecto que hemos ido recorriendo y que se dibuja serpenteante en el horizonte.


Toca volver a caminar, el Cerro del Cabezo cada vez más cerca, pasando por la Umbría de los Ruiseñores, un espectacular pinar en el que el canto de los pájaros siempre está como sonido de fondo. Más adelante abandonamos el sendero, cerramos la última valla y enfilamos por un amplio carril el último kilómetro que nos lleva directamente hasta la aldea en la que casas de hermandad rodean al Santuario que arriba en la cumbre del cerro, guarda a la Virgen de la Cabeza que nos espera acogedoramente majestuoso como la mayor reconpensa de la dura jornada.


Sin espera ninguna acometemos la última subida hacia Ella.


Datos de la ruta:
- Senderistas: 74 senderistas y la perrita Luna.
- Recorrido: 21 kms.
- Dificultad: Por la longitud del recorrido, las condiciones del terreno, así como por las empinadas rampas que hay que superar la clasificamos como Difícil. El índice de dificultad IBP es de 85, que exige una preparación física Media y por el terreno es Dura. Ver más datos IBP aquí>>>
- Acumulado: 1002 m subiendo; 520 m bajando.
- Tiempo total: 8 h 11 min; en movimiento: 5 h 15 min; detenidos: 2 h 56 min.
- Media en movimiento: 3,9 kms/h

Track y perfil de ruta:

Powered by Wikiloc

Ver todas las fotos de la ruta aquí>>>