"ÚLTIMA HORA:" 26/Octubre/2018 - Convocatoria de las XVII Jornadas de Senderismo Maleno 2018/2019, organizadas por el Ayuntamiento de Villanueva Mesía.

Convocatoria de Ruta:

Convocatoria de Ruta:
1ª Ruta XVII Jornadas Senderismo Maleno 2018/2019 -18/noviembre/2018: Ruta por el Autismo en Moraleda.

Buscar en este blog

jueves, 30 de octubre de 2014

Dehesa del Camarate o del Bosque Encantado

Una ruta mágica, de esas que te hacen sentir que andas por un sitio especial y es que el sobrenombre de Bosque Encantado que lleva esta Dehesa del Camarate no está puesto a la ligera, sino todo lo contrario.
Alamedas y majoletos junto al rio Alhama

La Dehesa del Camarate, está en Lugros, al oeste de la provincia de Granada, al que accedemos por la A-92, desviándonos de ella y accediendo a Purullena. En este pueblo tomamos la carretera que sale a la derecha y se dirije a Policar y luego llega a Lugros. Sin lugar a duda, este Dehesa del Camarate, es una auténtica joya dentro del Parque Nacional de Sierra Nevada y del que uno se siente feliz cuando se la conoce y se da cuenta de lo importante que es proteger y cuidar estos parajes.

Postes señalizadores

Antes de llegar a Lugros, casi al finalizar una gran recta y unos metros antes de empezar las primeras curvas que te llevan al pueblo, hay que salirse de la carretera asfaltada a la derecha, tomando un carril de tierra que se encamina a unas naves ganaderas. Pasaremos la gran puerta coronada de cabras monteses de la finca del Maguillo. Nosotros dejamos un poco más adelante en un gran claro el coche y nos preparamos para empezar la caminata. Del cruce del asfalto hasta ese punto hay algo más de un kilómetro. El carril no se encuentra en muy bien estado, pero con precaución se pasa sin mayor dificultad. Queda al gusto de cada cual el dejar el vehículo en un punto o en otro, pero no es aconsejable seguir mucho más adelante.


Iniciamos nuestros pasos por el mencionado carril, que transcurre entre acequias y en sentido descendente hasta llegar al cauce del rio Alhama. A partir  de aquí sube constantemente hasta llegar a un punto denominado el Horcajo del Camarate, en el que encontramos una cancela de acceso controlado y que debe permanecer cerrada para evitar problemas con abundante ganado por aquí existente. Carteles colocados en la valla nos dan todos los avisos pertinentes de que estamos accediendo a un paraje especialmente protegido dentro del Parque Nacional de Sierra Nevada.

Acceso al Parque Nacional del Sierra Nevada por el Horcajo del Camarate

Una vez superada la cancela, tomamos a la izquierda un sendero en muy mal estado al principio y en fuerte pendiente; una vez cogida altura y superados unos 100 metros mejora notablemente. Este sendero transcurre por un espectacular encinar y sube constantemente  hasta dejar paso a extensos borreguiles típicos de la alta montaña. Varios tres miles nos contemplan desde las alturas.

Por el sendero que sube por el encinar

Seguimos por este carril que empieza a rodear el valle, teniendo al frente primero y a nuestra derecha después el antiguo cortijo del Camarate. El carril, en muy buen estadonos lleva hasta este cortijo no sin disfrutar, sobre todo en época otoñal, de la explosión de colorido que ofrece este bosque mixto en el que encinas, álamos, cerezos, robles, majuelos, arces, etc, hacen gala a lo de "Bosque Encantado". Arroyos, que cruzan el camino ponen la nota sonora y el frescor suficiente para hacer de todo esto un paraje idílico.
Panorámica de la Dehesa y cortijo del Camarate

Como ocurre en estas ocasiones, las palabras se quedan cortas y es preferible deleitarse con las imágenes. Aconsejamos encarecidamente llevar una cámara de fotos o de vídeo, ya que realmente vale la pena llevarse recuerdos de lo visto y vivído en esta ruta.


El carril, se adentra ahora en el cortijo del Camarate tornándose en la Cañada Real de los Potros, que tomarenos en sentido descendente a partir de ahora.

Cartel informativo de la Cañada Real de los Potros

Cuando crucemos el terreno del cortijo del Camarate seguro que nos encontraremos con vacas y terneros, dueños del camino, que habremos de sortear con paciencia, ya que ellos están en su casa y nosotros de visita. Notamos a este ganado sumamente pacífico y solamente avisamos de no asustar a los terneros ya que esto podría dar lugar a poner nerviosa a la mamá vaca y entonces vaya usted a saber.

Carril de acceso al cortijo de Camarate

Para acceder a la finca del cortijo del Camarate, hay que usar un paso expreso que hay en la valla y que debemos procurar dejar bien cerrado para evitar que el ganado se salga. Encontraremos también unos impresionantes perros guardianes de las ovejas, que ladran insistentemente para proteger el rebaño, obligación que realizan celosamente. Por eso aconsejamos distanciarnos del lugar en donde estén las ovejas, nosotros no tuvimos ningún problema y los perros guardaron siempre una prudencial distancia de nosotros. Hay que volver a abrir el paso de la cerca y debemos procurar dejarla cerrada para evitar complicaciones.

Cortijo del Camarate

Seguimos ahora, volviendo a pasar otra gran cerca, a tomar un carril descendente a la izquierda que poco a poco nos lleva al punto inicial del Horcajo del Camarate. Vuelta a abrir y a cerrar la cerca y regreso por el mismo camino hasta el coche.

Edificaciones ganaderas del Horcajo del Camarate

Creemos que la descripción del camino es suficiente, pero ahora animamos intensamente a disfrutar de las fotografías y vídeo.

Datos de la ruta:
- Senderistas: 3
- Recorrido: 16,5 kms
- Tiempo en movimiento: 4h 25min

Track de la ruta:

Fotos de la ruta:

domingo, 26 de octubre de 2014

Ruta por los alrededores de Granada

En esta ocasión acompañamos a un grupo de 75 senderistas en una ruta por los alrededores de Granada, organizada por la Piscina Cubierta de Huétor Tájar y la asociación juvenil El Quinto Pino de Huétor Tájar.
Silla del Moro

Esta ruta se inicia en el acceso al Generalife en la ciudad de Granada, para tomar el acceso hasta la Silla del Moro que encontramos cerrado, algo inexplicable, ya que las vistas de Granada desde su mirador bien valen la pena. Aprovechamos esta ocasion para desde este humilde blog, hacer una petición a quien corresponda para que esta incomprensible situación se corrija lo antes posible.

Desde la Silla del Moro tomamos el carril entre pinos para pronto desviarnos por un sendero que sale a la izquierda en sentido ascendente y que nos lleva hasta la cuerda del Valle del rio Darro, teniendo Granada, Alhambra y Albaicín a nuestra espalda, Sacromonte al frente y toda la Dehesa del Generalife al frente. Bordeando el valle, entre pinos y por un estrecho y bien marcado sendero, llegamos hasta el Aljibe de la Lluvia, una de tantas construcciones de la época nazarí construídas para abastecer de agua a jardines y palacios.
Aljibe de la Lluvia

Subimos por un cortafuegos siguiendo dirección oeste disfrutando de miradores que nos deparan preciosas y maravillosas panorámicas, para una vez terminada la subida llanear hasta el Reloj de Sol, inicio del Llano de la Perdiz, magnífico paraje de bosque mediterráneo en donde los granadinos a montones disfrutan del medio ambiente.
Reloj de Sol en el Llano de la Perdiz

Seguimos por el lado de la izquierda, para a algo menos de un kilómetro, tomar un sendero señalizado que en fuerte y continuado descenso nos lleva hasta el fondo del valle del rio Darro, que en esta época otoñal presenta un colorido espectacular y sumamente atractivo. Siguiendo una acequia y antes de cruzar un puente sobre el rio, encontramos una extensa explanada alfombrada de hierba que nos ofrece un sitio estupendo para hacer el avituallamiento. Pronto se distribuyen los senderistas para dar buena cuenta de bocatas, tortas y otras viandas, y buenos tragos de agua para recuperar fuerzas en un ambiente formidable de camaradería lleno de sana alegría.

Punto de avituallamiento junto al rio Darro

Ya reconfortados, cruzamos el puente girando a la izquierda por un carril de tierra en sentido descendente ahora hacia el Este, para unos metros más abajo llegar a un camino perfectamente asfaltado: estamos en el Camino del Sacromonte.

Camino hacia la abadía del Sacromonte

Toca ahora recorrer este lugar emblemático de Granada que es el Sacromonte, subiendo en primer lugar hasta la abadía del Sacromonte. lugar de gran importancia histórica que se remonta al siglo XVI. Quien quiera saber más información sobre este monumental sitio puede hacerlo haciendo clic aquí>>>
Escalinata hacia las catacumbas de la abadía del Sacromonte

Descendemos por las 7 Cuestas de nuevo al Camino del Monte para volver a contemplar el Generalife y la Alhambra desde insólitos ángulos, desviándonos a la derecha buscando la Verea de Enmedio que por pintorescas cuevas, cuna de gitanería y de zambra, nos lleva hasta la coqueta Fuente de la Amapola, de fresca agua, que con su inscripción en típico azulejo granadino, nos invita a degustar tan rica agua:
"Como me gustaría ser
la fuente de mi barrio,
pa cuando pases y bebas
sentir muy cerca tus labios."
 
Fuente de la Amapola
Nos adentramos ahora por la calle de San Luis en el Albaicín, para pasando por encima de la aljibe de la Vieja llegar hasta el mirador y Cruz de la Rauda, otro sitio emblemático desde el que se pueden disfrutar de hermosas vistas del barrio albaicinero y posar junto a la antiquísima cruz. Las vistas son espectaculares, a mano izquierda la Alhambra, como un barco anclado a lo largo de la Sábika, con sus torres y palacios, vista desde una perspectiva muy diferente de la acostumbrada en el Albayzín. A sus pies todo el entramado albaizinero, calle San Luis, placeta del Mentidero, plaza Aliatar, plaza del Salvador, etc. La cruz de la Rauda tiene una historia muy peculiar y en cierto punto distinta a la de cualquier placeta adscrita al barrio granadino, se encuentra en las inmediaciones de un viejo cementerio musulmán, que tuvo que ser extenso dado la infinidad de restos encontrados en las casas de la zona, y de ahí el término Rauda que le da su nombre y que significa cementerio.

Cruz de la Rauda
Volvemos ahora sobre nuestros pasos para callejear por el corazón del barrio: Plaza de Aliatar, placeta del Salvador, calle de Panaderos, Plaza Larga, Casa Pasteles, inicio de la Cuesta Alhacaba y por la calle Larga de San Cristóbal, para terminar en el mirador de San Cristóbal, punto en el que se da por terminada la ruta.
Albaicín

Datos de la ruta:
- Senderistas. 75
- Recorrido: 11,7 kms.
- Tiempo en movimiento: 2h 47 min
- Tiempo detenidos: 1h 30 min
- Velocidad media: 4,2 kms/h

Track de la ruta:


Fotos de la ruta:

Si te apetece puedes dejar tu opinión en comentarios...

sábado, 4 de octubre de 2014

La Alpujarra: alrededores de Pitres.

 Andar por la Alpujarra es todo un privilegio y eso es algo que hay que hacerlo para poder disfrutarlo en toda su magnitud, pero cuando ese andar es en otoño, entonces se convierte en algo muy especial, ya que el catálogo de colores que tienen los paisajes hace que se eleve notablemente el nivel de dicha y de disfrute.


En esta ocasión, la ruta que planteamos parte desde la localidad de Pitres, habiendo decidido recorrer dos zonas claramente diferenciadas: la parte superior de Pitres, con centro en Capilerilla y su red de antiquísimas acequias que por el denso bosque de castaños transcurren y la parte baja de Pitres, incluyendo el Chorreón de Pitres, los pueblos de Pórtugos, con su famosa Fuente Agria y Busquístar, para desde este útimo tomar el camino de Ferreirola que nos adentra en el corazón de la Taha de Pitres y nos lleva sucesivamente a visitar Ferreirola, Fondales, Mecinilla, Mecina y Mecina Fondales.


Datos de la ruta:
- Senderistas: 2
-  Recorrido: 18,8 kms
- Tiempo: 5 h 26 min

Track de la ruta:

Fotos de la ruta: