"ÚLTIMA HORA:" 15/Julio/2018 - 4ª Ruta Jornadas de Senderismo 2018, organizadas por la Diputación Provincial de Granada: Sierra Nevada.

Convocatoria de Ruta:

Convocatoria de Ruta:
4ª Ruta Jornadas Senderismo Diputación de Granada: Ruta por Sierra Nevada. Más información e inscripciones haciendo clic sobre el cartel

Buscar en este blog

viernes, 30 de octubre de 2015

Dehesa y Baños Termales de Santa Fé

Una rutita preciosa por la Dehesa de Santa Fé que nos ha permitido acercarnos a los populares baños de aguas termales.

Salimos con el coche de la A92, tomando el desvío que en la carretera que desde Santa Fé se dirige a la Malahá, y que está señalizado, girando a la derecha con el rótulo de Dehesa de Santa Fé. Unos metros de asfalto para inmediatamente tomar un carril de tierra a la izquierda.

A partir de este momento subimos por la Vereda de los Leñadores de la Costa por un carril en no muy mal estado, bordeado de pinos hasta llegar a un área recreativa en donde dejamos el coche y en donde se encuentra una señal que pone "Sendero de Minusválidos" y es el que tomamos a partir de ahora.
Sendero para minusválidos
Todo nuestro recorrido transcurre por la zona conocida como Dehesa de Santa Fé que está bien señalizada y tal y como indica el track, ya que hay mil y una posibilidades para recorrer este paraje a nuestro gusto.


Visitas obligadas son el Mirador de la Vega y por supuesto los manantiales de aguas sulfurosas conocidos como los Baños de Santa Fé.

Mirador de la Vega
Manantial de aguas termales

Datos de la ruta:
- Senderistas: 3
- Ruta: Circular, 9,2 kms.
- Tiempo: 3 h 26 min

Track de la ruta:

Fotos de la ruta:

miércoles, 28 de octubre de 2015

La Dehesa del Camarate, una sinfonía de colores



Esta ruta de la Dehesa del Camarate es de las que ha y que hacer en otoño y es exactamente eso, una auténtica sinfonía de colores, ya que andar por estos parajes en esta época es algo especial y en la que la frase tan socorrida de que "una imagen vale más que cien palabras" es una verdad como la copa de un roble.

En esta ocasión empezamos prontito la marcha, todavía no había aparecido el sol cuando cuando nos desviamos de la carretera de Purullena a Lugros, para desviarnos por las construcciones ganaderas que hay a la derecha y que por un carril de tierra se adentra dirección a la dehesa.

Dejamos el coche antes de llegar al rio Alhama y tomando a este como referencia caminamos hasta la puerta y valla de entrada debidamente señalizada  con carteles como Dehesa del Camarate o de Horcajo del Camarate.


Una vez superada la valla, sin olvidar cerrar la puerta de acceso y las indicaciones que nos recuerdan que estamos entrando en una zona declarada parque natural, nos desviamos a la izquierda para tomar un sendero que sube sin parar aproximadamente 500 metros por medio de un terreno lleno de quejigos y chaparros.


Una vez arriba, encontramos las primeras vacas que pacen tranquilamente con sus crias y de las que nos separamos, para NO molestar, ya que estamos invadiendo su intimidad.


El paisaje de montaña es impresionante, la sinfonía de color de la jornada se intensifica y pronto encontramos el carril que gira a la derecha dirección oeste nos acerca hasta el Cortijo del Camarate.


Bosques vestidos de intensos colores nos sumergen y despiertan nuestros sentidos: arces, quejigos, robles, cerezos silvestres, nogales, castaños, mostajos, etc... se visten con sus mejores galas otoñales, haciendo honor al sobrenombre de bosque encantado.


Atravesamos las vallas del cortijo del Camarate saludando a los impresionante mastines guardianes del ganado, que en estan ocasión se nos acercan curiosos y de forma pacífica. Se nota que no están de servicio.

A partir de ahora, tomamos el carril en perfecto estado que nos devuelve, abajo, al punto en el que se encontraba la valla. En el descenso hacemos una breve parada para saludar al Papa Roble, mudo testigo y ejemplo de la grandiosidad que alcanzan los ejemplares de árboles de este territorio.

Sin más, llegamos al punto en el que emprendimos la ruta, llevando en las pupilas coloridas imágenes de ensueño.

Datos de la ruta:
- Senderistas: 2
- Recorrido: Circular, 13,5 kms.
- Tiempo: 4 h 36 min
- Acumulado subiendo 501 m

Track de la ruta:

 
Fotos de la ruta:

domingo, 25 de octubre de 2015

Caminito del Rey


De vuelta por el Caminito del Rey, uno de los parajes más bellos que se pueden visitar y al que indudablemente habrá que volver, ya que en cada ocasión se aprecian detalles y aspectos nuevos, aparte del componente de impacto y sobre acogimiento que da el recorrido por las espectaculares pasarelas y puentes colgantes.


En fin, una ruta que siempre se recordará con placer y que recomendamos a todos los amantes de la naturaleza y de disfrutar en ella, que tiene el trazado perfectamente delimitado y señalizado y a la que debemos acudir provistos de la entrada y del DNI.

Más información en: http://www.caminitodelrey.info/

La comida en la Hacienda Conejitos, espléndida, riquísima, otro motivo más para disfrutar más aún de la jornada.

Datos de la ruta:
- Senderistas: 110
- Recorrido: 8,4 kms.
- Duración: 3 horas aprox.

Track de la ruta:


Fotos de la ruta:
Vídeo de la ruta:

viernes, 23 de octubre de 2015

Ruta del tabaco desde Cijuela


Pasear por la Vega de Granada en este tiempo en el que el otoño pinta el paisaje con sus llamativas y típicas tonalidades es una gozada.
Si además, el día luce espléndido, azul cielo, levemente moteado por el blanco suave de nubes, con un sol ajustado en agradable temperatura, pues entonces se puede decir que es una maravilla y se roza el séptimo cielo del senderismo.


Salimos desde Cijuela, para dirección norte coger dirección al anejo de La Paz, un auténtico remanso que hace honor a su nombre. Siguiendo después dirección a Romilla nos desviamos a la izquierda para acercarnos a visitar la Torre del Soto de Roma, espléndida y monumental atalaya de la vega, importante baluarte del cinturón defensivo de la época nazarí.


Tomamos ahora el carril entre aceguias, choperas y esparrágos dirección a Chauchina, a la que accedemos por un carril-bici hasta el centro de la población, desviándonos a la derecha entre sembrados y secaderos de tabaco, ahora muy mermados, pero testigos de una explotación más esplendorosa en época pasada en el que el cultivo de esta planta fue sin lugar a dudas, motor de desarrollo económico de toda esta zona.


Sin mayor dificultad, pasamos junto a Romilla, para poco después volver a Cijuela.

Datos de la ruta:
- Senderistas: 3
- Recorrido: Circular, 10, 62 kms
- Duración: 3 horas 23 min

Track de la ruta:

Fotos de la ruta:

miércoles, 21 de octubre de 2015

Decálogo del (buen) padre montañero


Disfrutar del monte con nuestros hijos es una de las actividades más gratificantes y educativas de cuantas podemos realizar. Los beneficios del contacto directo con la naturaleza son incontables, pero sin padres y educadores involucrados, éstos pueden quedar en nada. Aquí os dejamos las 10 reglas fundamentales que todo padre o madre debería tener en cuenta a la hora de salir de excursión con sus hijos:

1. Imagina

No tienes que saber de todo… de hecho no lo sabes! Deja volar tu imaginación junto a la de tus hijos para intentar responder los misterios de la naturaleza.


2. Inventa

Crea cuentos, historias y juegos con los que hacer más divertida y didáctica la excursión. En la naturaleza encontrarás inspiración allá donde mires. De este modo estarás no solo convirtiendo cada salida en una nueva aventura, sino que evitarás que aparezcan los síntomas de fatiga, íntimamente relacionados con el aburrimiento.


3. Infórmate

No dejes nada a la improvisación. Revisa las previsiones del tiempo, estudia el recorrido, la dificultad del terreno, las posibilidades para acortar la ruta o los mejores lugares de descanso y juego. Investiga las historias y leyendas de los lugares que vas a recorrer. Cualquier error o equivocación puede dar al traste con una buena experiencia.


4. Sé curioso

Mira a tu alrededor con ojos de niño. Fíjate en los pequeños detalles, la forma de las hojas, los diminutos insectos que se ocultan a tus pies, la silueta de las piedras o de las nubes, el canto de las aves o la textura de los árboles.


5. Ten paciencia

Recuerda que en una excursión debe ser el niño, y no nosotros, el que marque las pautas en su evolución. No pasa nada si en alguna ocasión tenemos que darnos la vuelta sin poder realizar aquello que en un principio habíamos previsto. La montaña será siempre el medio, nunca el fin.


6. Crea grupo

Haz a tu hijo partícipe de la aventura. Durante los días previos háblale y enséñale fotos de la excursión y anímale a tomar decisiones durante la ruta, como el camino que debemos tomar o el lugar mejor para pararse a descansar. Es importante que tu hijo se sienta uno más. Trátalo de igual a igual.


7. Deja que experimente

Dale libertad, pero no le pierdas ojo. Analiza siempre los posibles peligros y mantente cerca para evitarlos. La experimentación y el error es el mejor de los aprendizajes. Déjales que toquen, se ensucien, prueben o se caigan.


8. Da ejemplo

Los niños lo imitan todo, tú eres su modelo. Respeta la naturaleza, ve correctamente equipado, protégete del sol, come y hidrátate regularmente y, sobretodo, muéstrate seguro y calmado, evitando alarmismo y exageraciones que puedan transmitir inseguridad o falta de control al niño.


9. Juega

El juego es una de las herramientas fundamentales para el aprendizaje de los más pequeños y la naturaleza un lugar perfecto para jugar. No seas un espectador pasivo de los juegos de tus hijos.


10. Disfruta

Tu estado de ánimo, tanto en lo positivo como en lo negativo, tendrá un claro reflejo en los niños. Si te muestras negativo o malhumorado se lo transmitirás acrecentando el problema, si en cambio estás alegre y disfrutas con lo que haces verás como tu hijo también lo hará.

--------------------------------------
Obtenido de http://wildkids.es/decalogo-buen-padre-montanero/
--------------------------------------

martes, 20 de octubre de 2015

Senderismo con niños: lo que debes y lo que no debes hacer.




Las cosas han cambiado, sí, pero no por eso debes renunciar totalmente a todo aquello que te gusta, tan solo debes cambiar la manera de hacer las cosas. Después de todo, tener un niño no significa que la aventura se haya acabado, sino todo lo contrario, la aventura no ha hecho más que comenzar.
Descubrir la montaña de la mano de tus hijos, a través de los ojos de un niño, es una experiencia tanto o más gratificante que coronar cualquier montaña del mundo, y además la podemos practicar desde el principio.
Desde bien pequeños podemos practicar el senderismo para que tanto el bebé como los padres comiencen a habituarse a los distintos estímulos que nos ofrece el medio natural. Primero con las mochilas ergonómicas, siempre en paseos suaves sin grandes pretensiones, y más adelante con mochilas portabebés que nos permiten avanzar cómodamente por los senderos de montaña.
A medida que el niño se va haciendo más grande, casi sin darnos cuenta, comenzará a caminar, correr e incluso escalar por todas partes. Después de un primer año en el que el niño depende totalmente de ti, comienza a ser más libre. Son lo suficientemente pequeños como para ser porteados, y lo suficientemente grandes como para andar algo. Se emocionan con casi cualquier cosa: palos, piedras o pequeños animales, y se pueden pasar horas observando un insecto o cavando un agujero. Es el momento perfecto para fomentar su curiosidad natural y descubrir una naturaleza que siempre ha estado allí, pero que se nos revela a través de los ojos de los niños.
A partir de los 3 años comienza una nueva fase tan intensa como gratificante. El niño comienza a ser totalmente autónomo. Ya no os posible portearlo y su curiosidad de acentúa aún más. La logística se reducirá al máximo y tu mochila pesará 10 kilos menos, pero en cambio los retos no disminuyen. El senderismo con niños a partir de los 3 años requiera más que nunca que los padres o educadores se involucren para conseguir que la aventura en la naturaleza siga siendo un éxito, y tanto padres como hijos puedan seguir evolucionando y disfrutando del senderismo en familia.


Estos son algunos trucos y consejos para conseguir que el senderismo con niños sea todo un éxito:

COSAS QUE DEBES HACER
  • Dales a los niños responsabilidad. A partir de los 3 años es buena idea que comiencen a llevar su propia mochila. Al principio con poco peso, un sándwich o un zumo, para poco a poco, y a medida que se van haciendo más mayores ir llenándosela. Hacerles partícipes de las decisiones, permitirles ver el mapa, decidir qué camino tomar o buscar los distintos hitos o señales de la ruta fomentarán su autoestima e independencia, y les hará sentir parte del grupo.
  • No tengas prisas, ve a su ritmo. Todo les fascina y disfrutarás viendo el mundo a través de sus ojos. En seguida te darás cuenta de que esa es una de las partes más mágicas de tener niños.
  • Haz grandes paradas para que jueguen. Estudia el mapa e intenta buscar lugares que puedan ser divertidos y seguros para que los niños jueguen. La ruta es la excusa para que estén en contacto con el medio natural. En las paradas, jugando y curioseando, lo niños estarán al mismo tiempo divirtiéndose y aprendiendo lecciones que tan solo la naturaleza puede enseñar.
  • Da ejemplo. Los niños imitan, para lo bueno y para lo malo. Tu comportamiento en la montaña ha de ser ejemplar para transmitir la importancia y el valor de la naturaleza. Respeta los senderos, no dejes basura o no arranques flores.
  • No dejes nada a la improvisación. Analiza la ruta que vas a realizar, proponiendo rutas acordes con la edad y la habilidad del niño, estudia posibles formas de acortar la ruta llegado el caso, carga por completo el teléfono móvil, consulta el tiempo los días anteriores, lleva siempre contigo un botiquín o investiga por Internet información de personas que hayan hecho la ruta antes que tú. Una vez tengas toda la información… comienza a improvisar.

COSAS QUE NO DEBES HACER
  • Querer ir demasiado rápido. Es sorprendente de lo que son capaces los niños. En ocasiones parece que tengan mucha más resistencia que los mayores, pero no debemos caer en el error de forzarlos demasiado, o conseguiremos justo lo contrario que buscamos. Es importante recordar que la montaña debe ser un juego, un medio, nunca el fin. No importan los kilómetros, ni tan siquiera completar una ruta. La evolución la debe marcar el niño y no forzarla nosotros.
  • Mirar la montaña con ojos de adulto. La imaginación es la pieza clave en el aprendizaje de los más pequeños. Si queremos que la experiencia sea positiva y el niño quiera volver a repetir no podemos ser meros espectadores de sus juegos y fantasías. El papel de los padres es fundamental para que la experiencia sea un éxito. Fíjate en los detalles, imagina, crea cuentos, ensúciate las manos, juega y en definitiva diviértete como un niño.
  • Perder la paciencia. Nuestro estado anímico, tanto en lo positivo como en lo negativo tendrá un claro reflejo en los niños. Si nos mostramos inquietos, cansados o malhumorados se lo transmitiremos acentuando el problema. En cambio, si nos mostramos alegres y seguros el niño avanzará con mayor soltura. Si el niño no quiere avanzar, no pierdas la calma, tan solo estarás empeorando las cosas. Con seguridad, buen humor y algo de imaginación todo irá mejor.

-----------------------------------
Obtenido del estupendo artículo publicado en:

domingo, 4 de octubre de 2015

Subida al Hacho de Loja por la cara Norte.

Una subida clásica al Hacho de Loja partiendo desde el parking que hay en la misma carretera A4154 que va de Loja a los Ventorros de San José en el kms 9 aproximadamente.

Se asciende de forma continuada primero por un carril que va al borde de una gran cantera de áridas, hoy abandonada. Este carril va dirección oeste y finaliza en Loja, Pasada la segunda torre de alta tensión, hay un cruce que tomaremos a la izquierda, por un carril que sube en mal estado, para a unos 1200 metros aproximadamente desviarnos a la izquierda por un sendero perfectamente señalizado y marcado.


Este sendero sube sin parar hasta llegar a una explanada que esta prácticamente en la cima del Hacho.


Tomamos ahora un sendero a la izquierda dirección este, entre rocas y con algunos pasos complicados, marcados por hitos de piedras y que nos conduce hasta el vértice geodésico que marcha el punto más alto de esta elevación pudiendo disfrutar de hermosas panorámicas de todo el Valle del Genil y de las sierras que lo rodean.


La vuelta hasta la explanada anterior nos permite acercarnos a la caseta vallada de telecomuniciones, para descender ahora por la cara sur que mira hacia Loja y la Sierra Loja. Este descenso nos permite contemplar el paisaje a vista de pájaro y sentir sensaciones que solamente la montaña ofrece.

Termina este sendero adentrándose en un frondoso pinar en otra explanada que tiene a la izquierda un senderillo que nos lleva a otro mirador cara a Loja y a Plines.
De vuelta del mirador y desde la mencionada explanada anterior tomamos dirección norte el carril principal que nos devuelve a nuestro punto de salida.

Datos de la ruta:
- Senderistas: 2
- Recorrido: Circular, 5,66 kms.
- Duración: 2h 40min
- Acumulado: 278 m

Track de la ruta:
Fotos de la ruta: