"ÚLTIMA HORA:" 22/Septiembre/2019 - 5ª Ruta Jornadas Provinciales Diputación Granada: Ruta en Sierra Tejeda, Jayena.

Convocatoria Ruta Diputación - Inscripciones en Ayuntamiento Villanueva Mesía

Convocatoria Ruta Diputación - Inscripciones en Ayuntamiento Villanueva Mesía
Inscripciones en Ayuntamiento Villanueva Mesía. Información en 958444005

Viaje al Pirineo Aragonés con Senderismo Montefrío

Buscar en este blog

martes, 13 de agosto de 2019

Al Mulhacén por 7 Lagunas


De vuelta a las altas cumbres de Sierra Nevada. De nuevo a coronar tres miles... aprovechando el buen tiempo que el Verano nos regala para poder disfrutar de lleno de la alta montaña.

En esta ocasión, nos planteamos la subida a la cima del Mulhacén por la zona de 7 Lagunas, programando dos etapas para ello:

Etapa 1 - Lunes, 12 de Agosto de 2.019: Paraje del Cascajar - 7 Lagunas - Mulhacén - Refugio Poqueira.
Distancia: 16,13 kilómetros; Tiempo en movimiento: 5 horas 48 minutos - Tiempo transcurrido: 9 horas
Acumulado: 1.052 metros subiendo - 1.139 metros bajando; Velocidad media: 2,8 kilómetros/hora

A las 8:30 horas, partimos desde el casco urbano de Capileira, en la lanzadera que el Servicio de Interpretación de las Altas Cumbres del Parque Nacional de Sierra Nevada - Vertiente Sur, pone a disposición de quienes pueda interesarle su uso. A nosotros nos vino de maravilla. Este Servicio realiza una parada intermedia en Puerto Molina, excepcional mirador sobre el Barranco de Poqueira y el Río Chico de Trevélez respectivamente, dando vistas a la zona de altas cumbres de la vertiente Sur de Sierra Nevada, las sierras del entorno y, en días despejados, al mar Mediterráneo, para posteriormente finalizar su recorrido en el Paraje del Cascajar, punto desde donde comenzamos nuestro andar.



A paso lento, poquito a poco, aclimatándonos a la altura y a la baja temperatura reinante, sin prisa, pero sin pausa, emprendemos la subida de las primeras rampas, por el viejo y abandonado carril que desciende desde La Carihuela del Veleta, para una vez llegado al cruce, donde el camino se abre en tres direcciones: a la izquierda, el camino llanea y baja hacia el Refugio Poqueira; al centro, el camino sube hacia el Veleta; a la derecha, el camino se hace serpenteante sendero hacia el Mulhacén. Nos desviarnos hacia nuestro punto de destino: la cima del Mulhacén.


En un sitio determinado del camino de subida, encontramos una pintura (con flechas direccionales) sobre una gran piedra que indica: al frente, Mulhacén; a la derecha, 7 Lagunas. Escogemos continuar hacia el Paraje de 7 Lagunas. A partir de ahora, andamos por un sendero muy marcado, que comienza a bordear en suave ascenso y en dirección Este, la falda del Mulhacén, descendiendo y ascendiendo, sucesivamente, por los Tajos de Peñón Negro y del Contadero, hasta llegar al borde de la gran cañada, que fue circo glacial, desde el que divisamos, espectacularidad y belleza... a la izquierda, la inmensa mole del Mulhacén (3.479 metros) y a la derecha, la loma de Culo de Perro, el peñón del Globo y Tajos Colorados y tras ellos, (semioculta desde nuestro lugar de observación) la inconfundible silueta de la Alcazaba (3.364 metros). Entre ambas señeras cumbres, se extiende, espacioso, el lugar conocido como 7 Lagunas, abierto al Sureste, como canal de desagüe, por la impresionante caída de las cascadas de Chorreras Negras.

Laguna Hondera, la mayor de las 7 Lagunas.
A vista de pájaro, tenemos la fortuna de contemplar tan majestuoso sitio, sin lugar a duda, uno de los más bellos que tiene el Parque Nacional de Sierra Nevada, tanto por ser el espacio entre las dos colosales cumbres (Mulhacén y Alcazaba) como por ser el entorno en el que se encuentra un complejo de lagunas, lagunillos y cubetas que posteriormente formarán la cascada de las Chorreras Negras, origen del río Culo Perro que posteriormente entregará sus aguas al río Trevélez.

Mapa del circo glacial de 7 Lagunas
Gentileza de Andaltura
Por costumbre, se habla de 7 Lagunas o lagunillos, aunque en épocas de abundancia de agua pueden encontrarse mayor número. La mayor de ellas, la que está más baja, es la Laguna Hondera, con un gran borreguil a todo su alrededor; subiendo por la izquierda encontramos el lagunillo y Laguna del Borreguil, Laguna del Tanto, el lagunillo y Laguna Altera (la más alta de todas las Lagunas de Sierra Nevada, situada a 3.146 metros), el lagunillo y Laguna de Tajos Colorados y la Laguna de Culo de Perro, volviendo a cerrar el círculo con la grandiosa y ya mencionada Laguna Hondera. Todo este bello conjunto natural, aparte del interés paisajístico, tiene un elevado valor ecológico por sus especiales endemismos, tanto de flora como de fauna, por lo que será motivo de otra visita más atenta y detallada, ya que creemos que bien vale la pena.

Cuerda del Resuello, ¡qué bien puesto está el nombre!
En la parte superior de la Laguna Hondera, arranca el que será a partir de ahora nuestro camino, la Cuerda del Resuello, una vereda zigzagueante, muy empinada, de fuertes rampas y piso en mal estado con abundantes piedras sueltas, que en unos 2,5 kilómetros nos subirá, siguiendo dirección Noroeste, hasta la mismísima cumbre del Mulhacén, que con sus 3.479 metros, es el techo de la Península Ibérica. La dureza de la subida bien vale la pena a cambio del disfrute de majestuosas y bellas panorámicas. Al final, la pendiente se suaviza y conectamos con el sendero más transitado de subida al Mulhacén.

La gran extensión de terreno que ocupa el monte Mulhacén, está compartido por los términos municipales de Capileira, Güejar Sierra y Trevélez.

Antonio, Aurelio y Luís junto al vértice geodésico del Mulhacén.
Finalmente, llegamos a las ruinas de las antiguas instalaciones militares y al vértice geodésico que guarda en su base una hornacina que contiene recuerdos montañeros y una pequeña imagen de la Virgen de las Nieves. El viento sopla, hay una temperatura fría y la sensación térmica hace que echemos mano de toda nuestra ropa de abrigo.

Nota: Entre el 9 de Septiembre y el 4 de Octubre 1.879, la expedición científica al mando del general Carlos Ibáñez e Ibáñez de Íbero, Director General del Instituto Geográfico y Estadístico (1.825 - 1.891), consiguió el Primer Enlace Geodésico entre Continentes. La cumbre del Mulhacén fue uno de los 4 vértices desde los que se hicieron las observaciones, junto a La Tetica (Sierra de Filabres, 2.080 metros) y a los argelinos, Filhaoussen (1.137 metros) y M'Sabiha (Sierra del Murdjadjo, 591 metros). Fue un trabajo muy duro. El transporte del material necesario (generadores electromagnéticos a vapor alimentados por carbón, goniómetros, reflectores y refractores de luz), tarea encomendada al capitán de ingenieros, Juan Borrés, fue realizado con carretas tiradas por bueyes, ayudados por 60 hombres que tiraban de cuerdas... en un viaje de 18 días... que los llevó desde Vélez Benaudalla, por Pitres y El Chorrillo, hasta la cumbre del Mulhacén. Para poder llegar a la cima, construyeron el primer camino de montaña del Mulhacén, de 1.100 metros de longitud y 2 metros de anchura... y una vez en la cima, construyeron 7 barracas, para albergar de las inclemencias meteorológicas a las personas y el equipo... que tuvieron que soportar temperaturas de hasta -12°centígrados, gélidos vientos de hasta 127 kilómetros/hora y fuertes tormentas eléctricas... Tras el éxito obtenido... el general Carlos Ibáñez fue nombrado marqués de Mulhacén (8 de Febrero de 1.889) y la altura del Mulhacén fue fijada en los 3.478'6 metros.

Vista desde la bajada del Mulhacén hacia el circo glaciar de La Caldera
Después de avituallados, reemprendemos la ruta, bajando ahora por el sendero que vertiginosamente desciende hacia el gran circo glaciar donde se encuentran el Refugio, la Laguna y el puntal de la Caldera (3.325 metros), que contemplamos a nuestros pies. Se trata de un sendero muy pendiente, con piedras sueltas y abundancia de curvas que hay que acometer con paciencia, cuidado y una buena técnica. Los bastones son de una gran ayuda.

Al llegar a un gran mojón, de amontonadas piedras, donde el sendero se bifurca, nosotros nos desviamos a la izquierda, abandonando el tramo de la Caldera, para una vez cruzado el carril que baja del Veleta, tomar el sendero que por el mismo barranco también baja, entre inmensos hitos de piedra hacia el Refugio del Poqueira, nuestro punto de destino en esta etapa.

Este tramo lo hacemos con tranquilidad, deleite, recreándonos con cada paso, disfrutando del nacimiento del río Mulhacén y de sus primeros saltos de agua, un agua muy fría, pura y cristalina... su sonoro rumor nos relaja... y la recompensa y el descanso... tras éste largo día están ya a nuestro alcance. Una copiosa y sabrosa cena pondrá la guinda a la jornada.

En el nacimiento del río Mulhacén
Casi sin esperarlo, y al cambiar de viso nos topamos con la imagen, en la distancia, del estupendo refugio que la Federación Andaluza de Montañismo dispone en esta zona desde el año 1.997 (Refugio del Poqueira, situado a 2.480 metros de altitud, en la Hoya de Peñón Negro, en la margen izquierda del río Mulhacén) un lugar muy bien cuidado y estupendamente servido por un personal que nos cuidó y atendió de maravilla.

Llegada el Refugio del Poqueira
Etapa 2 - Martes, 13 de Agosto de 2.019: Refugio Poqueira - Sendero de las Acequias del Poqueira - La Cebadilla - Capileira.
Distancia: 12 kilómetros; Tiempo en movimiento: 3 horas 54 minutos - Tiempo transcurrido: 4 horas 48 minutos.
Acumulado: 171 metros subiendo - 1.176 metros bajando; Velocidad media: 3,1 kilómetros/hora.

A las 8 de la mañana, tomamos el desayuno e iniciamos el protocolo de salida desde el Refugio del Poqueira, para sobre las 9 horas comenzar a caminar por el sendero que dirección Sur Suroeste, baja de forma continuada, desde la Hoya de Peñón Negro, el Barranco de Peñón Grande y la Majada de los Daileños hacia el encajonado barranco del Poqueira. Se trata del PR A-27, de las Acequias del Poqueira, con una señalización algo deteriorada y abandonada, con postes tirados en el suelo, que nos hablan de mejores tiempos y de la necesidad de un severo proceso de mantenimiento.

Cortijo de las Tomas
En un corto tramo, siempre descendiendo, cruzamos, el curso de la Acequia Alta, el Cortijo de las Tomas (situado a 2.100 metros de altitud) y la Acequia Baja. El nombre del cortijo está en relación directa con "las tomas de agua" que las dos acequias hacen del río Mulhacén y que tras un trayecto de poco más de 12 kilómetros, acaban entregando sus aguas al río Bermejo, que riega las feraces tierras de La Tahá de Pitres.

Nos adentramos de lleno en el barranco del Poqueira, primero acompañando a las aguas que bajan de las faldas del Mulhacén, algunas domesticadas en acequias y canales, que vamos dejando atrás.

Hemos andado sólo 2 kilómetros... pero ya hemos descendido 650 metros. Hacemos una breve parada de avituallamiento en el punto de unión de los ríos Mulhacén y Veleta. Ambos conforman el río Naute, que algo más abajo, recibe las aguas del barranco Hondo (por la izquierda) y del río Toril (a la derecha), pasando a denominarse, río Poqueira.

Puente sobre el río Veleta
Cruzamos arroyos, saltamos acequias, superamos puentes, descendiendo (y en cortos tramos, ascendiendo) y teniendo siempre, como hilo conductor, al río Poqueira, una veces por su margen izquierdo, otras por el derecho... pasamos junto a antiguos cortijos ya abandonados (de la Isla, Naute, Masagrande...) hasta finalmente llegar al punto de inflexión descendente del recorrido: la Central Hidroeléctrica del Poqueira o de La Cebadilla.

Central Hidroeléctrica del Poqueira o de La Cebadilla.
La Central Hidroeléctrica del Poqueira o de La Cebadilla, situada a 1.530 metros de altitud, en la orilla izquierda del río Poqueira y a 3 kilómetros al Norte del casco urbano de Capileira, fue inaugurada en 1.957 y es la más pequeña de las tres instaladas en el curso del río (tiene 2 generadores que producen 6.500 KWA). La Central Poqueira toma sus aguas a través de un canal de conducción de 2'8 kilómetros desde el río Veleta. El canal llega hasta una cámara de agua, situada en la ladera de la Loma Púa, a 2 kilómetros al Noroeste de la Central y a 2.100 metros de altitud, desde la que desciende, vertiginosamente, hacia ella.

Tras cruzar el cauce del Poqueira por un puente, llegamos al poblado de La Cebadilla, hoy deshabitado, y que en la década de 1.950, dió cobijo a los trabajadores y familias que construyeron la Central... y llegó a tener unos 200 habitantes, Iglesia y Escuela.

A partir de ahora toca ascender para cambiar de viso y entre frondosa vegetación y refrescantes acequias (como la de los Lugares), llegar hasta Capileira, extendida sobre el Barranco del Poqueira, punto en el que damos por finalizada nuestra ruta.


Ver y descargar track de la ruta:

Powered by Wikiloc

Ver todas las fotos de la ruta aquí>>>

- Fuentes consultadas a las que expresamos nuestro sincero agradecimiento: Andaltura y Refugio del Poqueira.

sábado, 10 de agosto de 2019

Nocturna - Cerro de la Mora Agosto 2019


Una clásica de entre las rutas nocturnas organizadas por el Senderismo Maleno viene siendo la subida al Cerro de la Mora, un lugar emblemático que aunque geográficamente pertenece a nuestros vecinos de Moraleda, se siente por la cercanía y ubicación como de Villanueva Mesía.

A las 20:30 horas, nos dimos cita en el Parque del Genil un numeroso grupo de 92 senderistas y 4 perritos andarines, bien pertrechados y preparados para iniciar la ruta, algo que comenzó en un ambiente cargado de energía después de recoger nuestra típica barrita energética, "la torta malena de la Loli".

Muy disciplinadamente salimos del Parque del Genil, para por la acera del Paseo atravesar el puente sobre el Genil, dirigirnos hasta la acera-paseo que conecta con la Casería de Amador, para allí tomar el carril que girando a la izquierda se adentra hasta el cortijo de la Torrecilla.


Villanueva Mesía, enmarcada en la vega, se va oscureciendo poco a poco, anunciando que la tarde va desapareciendo para dar paso a las estrellas y a una luna en Cuarto Creciente que nos acompañarán todo el tiempo de la marcha.


Comenzamos ahora la subida desde el Cortijo de la Torrecilla hasta la Casilla de Mariben, para en el cruce allí existente girar a la izquierda e ir entrando paulatinamente en la finca del Regidor.

Seguimos el carril del Regidor hasta llegar al cruce de Barandilla ya con la noche avanzada y a plena luz de los frontales, girando a la izquierda para descender suavemente por el carril que nos situa en la gran explanada del Cortijo de Barandilla, lugar que elegimos para efectuar el avituallamiento de la jornada y en donde fuimos acogidos calurosamente por los dueños del cortijo. Toca un tranquilo momento de descanso y de recuperar fuerzas.


Continuamos la marcha subiendo con la debida precaución hasta la estrecha meseta existente en la cumbre del Cerro de la Mora, para allí recargarnos con la alta energía del lugar y aprovechando las luces del horizonte ir situando los cuatro puntos cardinales. Es un momento de observación nocturna del ambiente natural que nos rodea que aunque no se ve con claridad, si se presiente en toda su intensidad. El cielo, cargado de estrellas y con la omnipresente luna, nos regala de vez en cuando alguna estrella fugaz que ponen el punto de alegre sorpresa en los senderistas.


Bajamos del Cerro de la Mora para bordeando los olivos situados sobre la Peña de la Miel, llegar hasta el carril que bordea el rio Genil y nos devuelve a la parte baja del cortijo de la Torrecilla. Por el conocido camino de la Torrecilla regresamos hasta el Puente del Genil y al Parque del Genil en Villanueva Mesía, totalmente felices y contentos por el camino realizado y ya pensando en la siguiente ruta.


Datos de la ruta:
- Senderistas: 92 y 4 perritos.
- Recorrido: 10 kms aprox.
- Itinerario: Parque del Genil - Paseo del Genil - Casería de Amador - Cortijo de la Torrecilla - Casilla de Mariben - Cortijo de Barandilla - Cerro de la Mora - La Cadena - Cortijo de la Torrecilla - Camino de la Torrecilla - Parque del Genil.
- Tiempo en movimiento: 3 h 11 min
- Acumulado: 110 m subiendo; 123 m bajando
- Velocidad media en movimiento: 4,2 kms/h

Ver y descargar track:

Powered by Wikiloc


Ver todas las fotos de la ruta aquí>>>

jueves, 8 de agosto de 2019

Nocturna - Miradores de Montefrío


En busca de aire más fresquito nos desplazamos un grupo de senderistas malenos hasta la vecina localidad de Montefrío para disfrutar de una ruta nocturna que organiza la Concejalía de Deportes del Ayuntamiento de Montefrío.


Junto a la plaza que hay al lado de la iglesia de la Encarnación nos dimos cita un numeroso grupo de senderistas, que con buen humor y a buen ritmo empezamos el caminar debidamente guiados por una excelente organización, para realizar la que se ha llamado Nocturna de los Miradores de Montefrío, una ruta preciosa y muy recomendable para disfrutar del senderismo a la vez que de las impresionantes vistas que regala Montefrío, reconocido en su día por la National Geography como un pueblo con las mejores panorámicas del mundo. Si a lo anterior le sumamos el hecho de hacerlo de noche, con la brillante luz salpicada de sus casas, plazas y calles, se consigue un toque de maravilla oriental que deja boquiabiertos y gratamente sorprendidos a quienes tienen la suerte de contemplarlo.


Comenzamos a callejear para reagruparnos en la plaza del Convento de San Antonio, primer mirador, y seguir después pasando junto al Pilar de San Cristóbal y una empinada cuesta, para desde ella desviarnos a la derecha por un estrecho sendero que gira hacia el oeste y llega hasta las ruinas de la vieja Ermita del Calvario. De nuevo, otro mirador en donde disfrutamos de una preciosa panorámica del iluminado Montefrío que hizo nuestras delicias.



Toca ahora andar bajando por un estrecho y empinado sendero entre los pinos, con el piso en muy mal estado que se realiza adoptando todas las precauciones posibles, para llegar hasta el mirador de las Peñas, otro lugar de privilegio en el que se encuentran los antiguos depósitos de agua del pueblo. Un momento para el respiro y el reagrupamiento muy gratificante.


De vuelta a la ruta pasamos por la mítica Peña María Brava, y desde allí bajar hasta la Cruz de la Enrea y luego subir, ya por la acera de la carretera, al que sin dudar es el más conocido Mirador de la National Geography, el que ofrece, según cuentan, las vistas más famosas y conocidas del pueblo.


Sin mucho detenimiento, regresamos al centro de la localidad, para subir callejeando hasta la Iglesia de la Villa, y apurando las últimas imágenes nocturnas descansar y tomar un riquísimo bocadillo y refresco en las puertas de la iglesia en donde se da por finalizada la ruta.



Bajamos tranquilamente hacia un pueblo que vive en la calle, hospitalario y acogedor, para al son de rock comprobar que Montefrío, aparte de ser un pueblo con las mejores vistas del mundo, dispone de un rico patrimonio en su amable gente.


Gracias a todas aquellas personas e instituciones que han hecho posible tan bella jornada de senderismo nocturno, sin todas ellas no hubiera sido posible nuestro deleite y disfrute.

Datos de la ruta:
- Senderistas: 170
- Itinerario - Circular: Plaza de la Encarnación - Mirador del Convento de San Antonio - Mirador del Calvario - Mirador de las Peñas - Mirador de la Villa - Plaza de la Encarnación.
- Recorrido: 6 kms
- Tiempo en movimiento: 1 h 33 min - Tiempo total: 2 h 30 min
- Acumulado: 218 n subiendo; 295 m bajando.
- Velocidad media: 3,7 kms/h

Ver y descargar track de la ruta:

Powered by Wikiloc

Ver todas las fotos de la ruta aquí>>>

lunes, 5 de agosto de 2019

III Ruta Integral de las 4 ermitas de la Virgen de las Nieves de Sierra Nevada 2019


Llegados los primeros días de agosto y como viene siendo costumbre, nos disponemos a celebrar de nuestra peculiar forma la fiesta de la Virgen de las Nieves, realizando, nuestra ruta de las 4 ermitas, que en esta ocasión ya entra en su tercera edición.

Con precisión militar dejamos, a primera hora de la mañana, un coche en la localidad de Dílar (8 horas) para ser usado a la vuelta; con otro vehículo nos desplazamos hasta la Estación de Autobuses de Granada, para una vez allí, tomar el autobús que sale hacia Sierra Nevada a las 9 horas (Hoya de la Mora por 5 euros), a donde llegamos unos minutos después de las 10 de la mañana, para tomar, acto seguido la lanzadera que pone el Servicio de Interpretación de las Altas Cumbres de Sierra Nevada  - Vertiente Norte del Parque Nacional de Sierra Nevada, y que nos sube hasta nuestro punto de inicio de la ruta: las Posiciones del Veleta ya a 3100 metros de altura (6 euros sólo ida - 12 euros ida y vuelta).

En la lanzadera los integrantes de la III edición: Antonio Gómez, Luis, Aurelio y José Manuel Navarro. 
Recorrido de la III Ruta de las 4 ermitas de la Virgen de las Nieves de Sierra Nevada 2019
Bien preparados y abrigaditos, caminamos tranquilamente por la vieja carretera, para ir calentando músculos y aclimatarnos a la altura, hasta la zona de la Carihuela, para una vez allí visitar nuestro primer punto de destino: los restos de la más antigua de las ermitas de la Virgen de las Nieves construida hace ya más de tres siglos (3202 m). No sé por qué, transitar entre tan venerables ruinas, produce una sensación extraña mezcla de respeto y vértigo por el paso del tiempo. ¡Qué ventiscas y nieves  habrán visto, sentido y vivido estas ancestrales piedras que conforman los derruidos muros!

Ruinas de la Primera Ermita
Desde allí nos pasamos al refugio de la Carihuela (3187 m), más limpio y acogedor que nunca, y que en su entrada tiene un espectacular balcón hacia las grandes cumbres de la Alcazaba y Mulhacén al lado de la izquierda y una panorámica extraordinaria a todo el Barranco del Poqueira. Hace un tiempo fantástico, soleado y sin viento, lo que nos deja con la camiseta de manga corta. 
Un ligero avituallamiento con la torta malena y reemprendemos la marcha.


Ahora toca comenzar a bajar por los Tajos de la Virgen, no sin antes acercarnos al viejo y macizo altar construido para que todos los años, los montañeros-romeros lleven en procesión a la Virgen, la Patrona de las Nieves, y allí celebrar una emotiva misa. 
En el siguiente enlace puede verse una breve reseña de lo ocurrido en la misa de este año 2019>>


Finalizada la visita a la zona del altar proseguimos la serpenteante y muy pendiente bajada por un sendero en el que abundan las piedras sueltas, por lo que debe realizarse con la debida precaución, hasta llegar a los verdes borreguiles de los Lagunillos de la Virgen primero y luego a los Lagunillos de la Ermita. 

Lagunillos de la Virgen
Por el desagüe de estos lagunillos de la Ermita, nos encaminamos a una gran explanada en donde se encuentran los restos de la que en su día fué la Segunda Ermita (2801 m) y que fueron usados después como aprisco de ganado. Son unas piedras que transmiten una extraña energía en un lugar bastante solitario y al que hay que ir expresamente para verlo, ya que no está en ninguno de los habituales pasos de los senderos de montaña de esta zona.

Ruinas de la Segunda Ermita
Un ligero trago de agua, un profundo momento de respiro contemplando las hermosas panorámicas que nos rodean y volvemos a un estrecho sendero que dirección oeste, entre lanchares y borreguiles nos acerca a uno de los puntos más esperados de la jornada, las fuentecillas que manan fresca agua para el Lagunillo Misterioso (2695 m), oculto y como olvidado a los pies de la cara norte del Tozal del Cartujo. Es un lugar oculto y silencioso, que transmite energía, paz y verdaderamente hermoso. Las transparentes y profundas aguas hacen honor al nombre. Un buen bocadillo y algo de fruta todo ello bien regado del agua envidiable de la fuente, sirven para recargar las fuerzas que bien nos harán falta para continuar el resto de la jornada.

Lagunillo Misterioso 
Sin dejar el desagüe del Lagunillo Misterioso que posteriormente verterá sus aguas al río Dílar, caminamos hasta el gran Barranco Misterioso que atravesamos en baja-sube, para llegar igualmente subiendo a un aprisco que se conoce como el aprisco de La Mula, a los pies de la laguna del mismo nombre y a la que en esta ocasión no nos dirigimos, ya que en esta tercera edición hemos buscado un sendero que frente del macizo del Peñón de Dílar va zigzagueando entre piornos y senderos de ganado pasando por los Prados de las Monjas, el Barranco Hondo, los Prados de las Yeguas, el Barranco de la Umbría hasta conectar con el sendero Sulayr primero y posteriormente con el cortijo del Espinar (1745 m), punto en donde damos por concluída esta primera etapa usando el suelo de su porche de entrada como sitio para pasar la noche cara a un inmenso cielo cargado de brillantes estrellas, después de haber descendido por fortísimas pendientes casi 500 m, lo que ha dejado bastante temblonas y maltrechas nuestras piernas.


Es toda una emocionante aventura esta de dormir al raso por estos parajes salvajes de Sierra Nevada, que provoca un cúmulo de vivencias difíciles de explicar para quien no ha tenido la inmensa fortuna de experimentarlas. Dormir metido en un saco, bajo un cielo estrellado, sintiendo el frío en el rostro, tirar de la cremallera y acurrucarse en el cálido confort son sensaciones de las que te gratifican y hacen olvidar los dolores de piernas y de las ampollas de los pies. Te estiras y cierras los ojos, ya solamente te queda escuchar como en la lejanía el ulular de algún ave nocturna y de los cansinos cencerros de las vacas que a modo de nana terminan relajando y provocando el reparador sueño.

Cortijo del Espinar. Foto de Roberto Travesí
La segunda etapa de nuestra ruta comienza a las 4:30 horas de la mañana del domingo. 
Con la experiencia de ediciones anteriores hemos visito conveniente que en sus inicios sea nocturna, para de esa forma evitar las bochornosas calores sufridas en la primera edición. Así que tocamos diana a las 4 horas para recoger y desayunar y bien abrigaditos y a la luz del frontal comenzar a descender las pendientes rampas por un pedregoso carril en el que brillantes ojos zorrunos se abren y cierran mirándonos totalmente sorprendidos.


A algo más de dos kilómetros, nos desviamos a la derecha por un prácticamente invisible sendero por el que subimos campo a través y a golpe de GPS, unos 300 metros, para acabar dando en un abandonado carril que seguimos ahora hacia el oeste y en llaneo-descenso por un terreno de abundante arenisca, teniendo que atravesar el Barranco Prado Seco de la cara sur de los Alayos, hasta encontrarnos con el gran carril conocido como el Camino de Marchena que tomamos como hilo conductor a partir de ahora.

Este camino muy arenoso, sube haciendo continuadas curvas, baja en ocasiones, bordeando gran parte de la cara sur de los ya mencionados Alayos, muy rico en grandes pinos y de espesa vegetación de bosque mediterráneo. A nuestra izquierda, vislumbramos las luces de los pueblecillos de El Valle y el contínuo resplandor intermitente de los abundantes molinos aerogeneradores. Sin lugar todo un espectáculo.


Los perros de los lejanos cortijos no dejan de ladrar, avisando a quien corresponda de nuestro paso. El cielo empieza a perder su densa oscuridad y las primeras luces del día nos caen encima al pasar por la falda de Picacho Alto. Cuando nos desviamos por el sendero del Cerro de Montellano, la luz del sol ya barre la vega de Granada: Dílar se nos aparece tumbada y adormecida a estas horas con la Ermita Nueva en el horizonte como un punto blanco de referencia, nuestra ansiada meta final.


A buen rítmo recorremos el sendero que transcurre entre pinos y que al final tiene la gran recompensa de la amanecida: la Fuente de Ermita Vieja, que bajo frondosos nogales vierte caudalosa y riquísima agua en un gran estanque. Hacemos un alto en el camino para avituallarnos de agua, tomar un respiro y un generoso trago con algún bocado de lo que nos queda: frutos secos y fruta.

Fuente de Ermita Vieja
Sin mucha pausa reanudamos los pasos para acercarnos al Refugio de Ermita Vieja, construído usando piedras de la que fue Ermita de la Virgen de las Nieves, actualmente conocido como la Ermita Vieja, y lugar durante mucho tiempo que fue de romería de las gentes de Dílar hasta que se construyó la actual nueva ermita. Esta sería nuestra tercera ermita, de la que actualmente queda el sitio y las mencionadas piedras.

Refugio de Ermita Vieja
Toca ahora volver a bajar por un estrecho sendero entre pinos y en ocasiones en muy mal estado por culpa del mal uso que le han dado motos y bicis en un terreno muy fácilmente erosionable. Profundos y casi infranqueables escalones la hacen muy trabajosa de recorrer sobre todo en descenso y teniendo en cuenta el lamentable estado en el que se encuentran nuestros pies y piernas a estas alturas. Sin dudarlo, estamos de acuerdo en reconocer lo bien que está que estos senderos actualmente NO sean usables por vehículos de ningún tipo, gracias a la vigente normativa de uso de los Parque Naturales y Nacionales como es el espacio en el que nos encontramos.


Finalmente termina el sendero y el pinar, hasta llegar a un amplio carril que transcurre entre almendros y que cómodamente nos lleva hasta la gran explanada en la que se encuentra la puerta principal de la Ermita Nueva de la Virgen de las Nieves, nuestra cuarta ermita, dando por terminada aquí nuestra ruta y ya pensando en la del próximo año.



Datos de la ruta:
- Itinerario: Posiciones del Veleta - La Carihuela - Primera Ermita - Refugio de la Carihuela - Tajos de la Virgen - Lagunillos de la Virgen - Lagunillos de la Ermita - Segunda Ermita - Lagunillo Misterioso - Barranco Misterioso - Aprisco de la Mula - Prados de las Monjas - Barranco Hondo - Prados de las Yeguas - Barranco de la Umbría - Vivac en Cortijo del Espinar - Camino Marchena - Sendero Montellano - Fuente Ermita Vieja - Refugio Ermita Vieja Tercera Ermita - Ermita Nueva de la Virgen de las Nieves Cuarta Ermita.
- Recorrido: 38,6 kms
- Acumulado: 639 m subiendo; 2797 m bajando.
- Tiempo en movimiento: 12 h 10 min
- Velocidad Media: 3,3 kms/h
- Índice dificultad IBP: 165. Ver más datos IBP aquí>>>

Ver y descargar track de la ruta completa:


Powered by Wikiloc

Ver todas las fotos de la tercera edición aquí>>>

Historial de la Ruta de las 4 ermitas de Sierra Nevada: