"ÚLTIMA HORA:" 26/Octubre/2018 - Convocatoria de las XVII Jornadas de Senderismo Maleno 2018/2019, organizadas por el Ayuntamiento de Villanueva Mesía.

Convocatoria de Ruta:

Convocatoria de Ruta:
1ª Ruta XVII Jornadas Senderismo Maleno 2018/2019 -18/noviembre/2018: Ruta por el Autismo en Moraleda.

Buscar en este blog

jueves, 21 de enero de 2016

Ruta por las Trincheras del Parque Natural de Huétor Santillán - Zona Norte

Peñon de la Mata

La Guerra Civil Española (1936-1939) dejó muchas huellas en forma de construcciones militares en toda la provincia de Granada y más en concreto en el Parque Natural de la Sierra de Huétor Santillán.
Se puede encontrar una muy completa información sobre este tema en la publicación "Alfa Nevada 1936" descargable en esta dirección: https://drive.google.com/open?id=0BwSo56ZlimWmUFQwYW9BSWwtWm8

Concretamente, en esta ruta se hace una propuesta para visitar y conocer los principales enclaves existentes en la que hemos venido a denominar como "Zona Norte".
Situamos el inicio de ruta en el Parque Natural de la Sierra de Huétor Santillán, accediendo por la localidad de Alfacar hasta las inmediaciones de la Fuente Grande y luego tomando la carretera que sube hasta las inmediaciones del Campamento de la Alfaguara y exactamente en el cruce de la carretera principal hacia el mencionado campamento (punto 1).
Cruce, inicio y fin de ruta
Desde aquí seguimos dirección Este por el mismo carril, para a unos 300 metros desviarnos a la izquierda y acercarnos al Cerro de la Yedra, lugar en el que se pueden visitar dos posiciones: la trinchera "Avanzadilla de Nívar" (punto 2) y las "Trincheras de Alonso" (punto 3).


Volvemos sobre nuestros pasos para regresar hasta el carril principal y caminar por él, unos 1200 metros aproximadamente y adentrarnos ahora en el paraje conocido como la Hoya del Fraile.
Si nos encaminamos hacia el norte, y apenas a 400 metros, encontramos las "Trincheras de los Pocicos" (punto 4), y si nos desviamos a la derecha atravesando la Hoya del Esparto, encontramos las "Trincheras del Llano del Fraile" (punto 5).


Después de la visita de nidos de ametralladora, pozos de tiradores, de observación y escucha, de toda esta zona que protegía el valle del Fardes y miraba hacia el impresionante Peñón de la Mata, regresamos sobre nuestros pasos para recuperar el carril principal que es nuestro hilo conductor, para apenas andados 50 metros aproximadamente, desviarnos a la derecha por un carril de tierra que está protegido por una cadena.
Subimos en fuerte pendiente, disfrutando de bellos ejemplares de pinsapo, una especie vegetal protegida y rara de ver, pero aquí muy presentes gracias a los esfuerzos de repoblación acometidos en las primeras décadas del siglo XX.

Disfrutando de los pinsapos
Acabada la pendiente, nos encontramos con un cruce de caminos, tomando el carril que sale a nuestra izquierda y que nos lleva a la Fuente Fría un lugar en el que normalmente podemos encontrar agua para abastecernos.
Sigue el carril girando por entre medias de un frondoso jaral salpicado de los bellos pinsapos. De esta forma, y al cambiar de dirección, encontramos a la izquierda un sendero muy marcado que nos lleva hasta las "Trincheras del Cura" (punto 6) que se asoman al valle del Darro y que nos obsequian con hermosas panorámicas del Parque Natural en el que nos encontramos e impresionantes vistas de las altas cumbres de Sierra Nevada.


Volvemos por el mismo camino hacia el carril que traíamos hasta llegar a las inmediaciones del Sanatorio de la Alfaguara (punto 7), con sus imponentes cedros de entrada y las penosas ruinas que muestran su mal estado de conservación. Creemos que este sitio podía tener una rehabilitación para servir como refugio de montañeros y senderistas, algo que podía extenderse a otras construcciones y casas forestales de las que indudablemente podría sacarse un saludable y provechoso beneficio ambiental y ecológico.

Sanatorio de la Alfaguara
Desde el Sanatorio de la Alfaguara, nos dirigimos por el carril dirección Oeste hacia la zona en la que se encuentran las "Trincheras de los Corralillos" (punto 8) de complicado acceso, ya que el bosque mediterráneo está cubriendo muy densamente estas edificaciones.


Vuelta al carril para bajar hasta el Campamento de la Alfaguara, en donde podemos encontrar un área recreativa y agua, así como un Jardín Botánico con especies del parque y muy interesante de visitar.
Campamento de la Alfaguara
Siguiendo el carril asfaltado, llegamos al sitio en donde iniciamos la ruta, dándola aquí por terminada.

Datos de la ruta:
- Senderistas: 3
- Recorrido: Circular, 11,54 kms
- Tiempo en movimiento: 3 h 58 min
- Tiempo total: 4 h 54 min
- Acumulado: subiendo 389 m; bajando 337 m
- IBP: 48. Más en http://www.ibpindex.com/ibpindex/ibp_analisis_completo.php?REF=36626293887316&MOD=HKG&LAN=es

Track de la ruta:


Fotos de la ruta:

lunes, 18 de enero de 2016

Parque Natural de Huétor Santillán: Los Peñoncillos-Trincheras de la Veguilla-Fuente de la Teja-Cueva de los Mármoles-Púlpito-Cañada del Sereno


Si tuviera que elegir una ruta para mostrar a un hipotético visitante la riqueza e interés del Parque Natura de Huétor Santillán, sin lugar a dudas sería esta.
Una ruta que muestra la gran riqueza paisajistica y biodiversidad del Parque Natural de Huétor Santillán es esta que partiendo desde la Casa Forestal de Los Peñoncillos nos introduce de lleno en el parque.

Saliendo desde el parking de Los Peñoncillos, tomamos dirección este por el carril que desciende de forma clara. A nuestra izquierda hay otro carril que va hacia el paraje de Bolones.
Nuestro carril sigue la linea del Barranco de las Tejoneras hasta llegar al Mirador de las Veguillas que nos permite asomarmos por primera vez al que será nuestro próximo referente, el Barranco del Polvorite. Desde el mirador y en frente del mismo están las Trincheras de la Veguilla a las que nos acercaremos a continuación.
Trincheras de La Veguilla

Dejamos el mirador para subir, dirección norte, suavemente por un espacioso carril que transcurre por la ladera del barranco y por el que va encauzado el rio Dauro o Darro. Unos 400 metros encontramos un poste señalizador que nos desvía a la izquierda para cruzando el rio y tomando un carril subir serpenteando unos 500 metros y abandonando el carril coger un sendero a la izquierda que nos lleva de lleno a las trincheras de la Veguilla, vestigios de la guerra civil.
Nueva Fuente de la Teja


Volvemos sobre nuestros pasos para recuperar el carril original y seguir hacia el norte por el amplio carril que nos conduce a la zona de la Fuente de la Teja, un lugar muy apropiado para avituallarse de fresca y rica agua.
Continuamos el carril, para a unos 200 metros de la fuente, abandonar por ahora el carril principal saltando el barranco del Polvorite y buscar un carril que en fuerte subida nos llevará hasta la atractiva Cueva de los Mármoles.

Cueva de los Mármoles

Una vez realizada la visita y disfrutado de un relajante descanso volvemos por el mismo sendero hasta el carril principal que tomamos ahora en clara subida, hasta llegar a un poste señalizador y que nos desvía a la derecha bordeando el Púlpito, donde con un poco de suerte no es difícil contemplar ejemplares de cabra montés.


Bordeando el Púlpito
Este sendero va girando paulatinamente hacia la derecha (este) y sigue bordeando el barranco del Polvorite para terminar subiendo a un carril en donde encontramos otro poste señalizador, En este cruce nos desviamos a la derecha, siguiendo en la misma dirección ahora por un amplio carril. A un kilómetro aproximadamente dejamos el carril, cruzando a la derecha el cauce del Polvorite por un sendero que sube claramente a la derecha cambiando ahora de ladera.
Nos adentramos de lleno en la Cañada del Sereno, en la que un muy bien diseñado sendero nos lleva por el corazón del parque natural, permitiéndonos disfrutar de bellas panorámicas de este entorno y espectaculares imágenes de las cumbres emblemáticas de Sierra Nevada, todo ello con una flora y fauna propia del bosque mediterráneo con una gran variedad y riqueza.

Una vez más nos sentimos afortunados de poder pasear por tan singular y delicado paraje, un aliciente para todos nuestros sentidos, que debemos esforzarnos por conservar y cuidar en toda su pureza.
Cañada del Sereno

Sin más problema y aumentando a cada paso nuestra conciencia medioambiental, llegamos de vuelta hasta Los Peñoncillos, lugar en donde damos por finalizada nuestra ruta.

Datos de la ruta:
- Senderistas: 12
- Recorrido: 14,21 kms
- Tiempo en movimiento: 3 h 46 min
- Tiempo parado: 1 h 18 min
- Acumulado: subiendo 589 m; bajando: 503 m
- IBP: Preparación física Media, dificultad Media, índice IBP 61 - Más información en http://www.ibpindex.com/ibpindex/ibp_analisis_completo.php?REF=36622874209897&MOD=HKG&LAN=es

Track de la ruta:
 
Fotos de la ruta:

sábado, 9 de enero de 2016

La esencia del senderismo


Hoy he encontrado en la red un artículo de Daniel Izquierdo Mendez, que nada más leerlo he tenido la sensación de identificarme con él y compartido en su totalidad, ya que esa idea que expone que lo importante es disfrutar del momento que nos ofrece el camino, la ruta, el sendero, más que llegar de un punto A a otro B, es algo en lo que estoy totalmente de acuerdo y que con mis propias palabras ya hace tiempo que vengo diciendo.

Así que por ello, y con todos los respetos del mundo me animo a copiar y pegar este interesantísimo artículo que también podéis encontrar en http://www.concienciaeco.com/2015/03/18/la-esencia-del-senderismo/

-------------------------------------------------------------------------------------------
Son muchas las personas que cada día se acercan a entornos naturales a practicar senderismo, muchos con la intención de disfrutar de la naturaleza mientras pasean plácidamente y otros con un espíritu más deportivo, en ambos casos comparten el objetivo de ir del punto A al punto B, caminando por una senda que les conduce a lugares extraordinariamente singulares.
La concienciación medioambiental que con mucho esfuerzo se ha realizado durante las últimas décadas ha dado sus frutos, ya que las personas que se acercan al campo son en su gran mayoría respetuosas con el entorno y practican el senderismo en sus diferentes modalidades de manera sostenible.
senderismo1
Es cierto que aún queda mucho camino por recorrer y el gran reto es conseguir que el senderismo se convierta en la actividad de ocio más sostenible para acercarse a disfrutar, observar y conservar la naturaleza.
Cada vez que decidimos realizar una ruta es una oportunidad única de descubrir la gran biodiversidad que habita en el planeta, gracias a la sensibilización medioambiental y al afán de satisfacer nuestra sed de conocimiento y curiosidad, son muchas las personas que nos acercamos al campo para disfrutar y observar en vivo y en directo el gran patrimonio natural que nos rodea.
La esencia del senderismo nos proporciona poner a prueba nuestros sentidos y experimentar sensaciones únicas a través de los paisajes envolventes, los olores cautivadores, los sonidos relajantes, las texturas únicas, la gran gama de colores y que no falte la intensidad de los frutos que nos ofrece todo entorno natural al cual nos atrevamos a descubrir.
senderismo2
La mayor pretensión que un senderista debería tener es aquella que le permita adentrarse en el medio natural y llenarse de sensaciones mientras camina del punto A al punto B.
Una de las mayores ventajas del senderismo es la posibilidad de observar detenidamente los misterios de la naturaleza de tal modo que a través del conocimiento lleguemos a la conclusión de que es transcendental conservar todo aquello que nos rodea, ya que de otro modo el planeta no será el mismo.

jueves, 7 de enero de 2016

Como cuidar de unas botas de travesía

Cómo cuidar unas botas de travesía

Sea cual sea su composición o sus características, para prolongar la vida útil de unas botas de travesía es importante cuidarlas. ¡ Descubre cómo hacerlo en 4 pasos sencillos y rápidos !
1 – Limpieza:
Cuando las botas están manchadas o llenas de residuos de tierra, conviene limpiarlas.
Para ello no se necesita ningún material complicado: con un cepillo suave y agua tibia es suficiente. Antes de empezar a limpiar el exterior de las botas (el empeine y la caña), golpea una suela contra la otra para eliminar los restos de polvo y barro.
Cuando acabes de sacudir las suelas, puedes mojar un poco el cepillo y frotar las botas para eliminar las manchas y demás restos. 

2 – Secado:
A pesar de la transpirabilidad de las botas, al final los pies siempre acaban sudando. También es posible que haya entrado agua por la parte de arriba durante una travesía bajo la lluvia, y en este caso es fundamental secar bien las botas para mantener intactas sus características.
  • Quita la plantilla para que las botas se aireen y se sequen más rápidamente.
  • Déjalas secar a temperatura ambiente. No las expongas a una fuente de calor directa (fuego, radiador, etc.), ya que podrían deformarse.
  • También puedes llenarlas de papel de periódico, ya que de este modo conservarán su forma y el papel absorberá la humedad. 
3 – Tratamiento:
Antes de aplicar cualquier tratamiento, para maximizar su eficacia, asegúrate de haber limpiado bien las botas y de haberlas aireado.
Sprays «reimpermeabilizantes»
Es posible devolver la impermeabilidad a unas botas impermeables que hayan soportado muchas lluvias.
De hecho, lo que hay que hacer es conseguir que los materiales vuelvan a ser perlantes (es decir, que el agua se deslice más fácilmente por su superficie y que le cueste penetrar en ellos).
El tratamiento puede realizarse una o dos veces al año.
Antes de aplicar el producto, léete bien las instrucciones de uso y abre las ventanas para no respirar los vapores que desprenda.
Pulveriza más o menos a unos 20 cm, procurando aplicar el producto de manera homogénea y sobre toda la superficie a tratar. Deja secar de 10 a 12 horas para que el producto pueda impregnar bien la bota.
Es importante tener en cuenta que no se pueden convertir en impermeables unas botas permeables mediante un tratamiento de este tipo.

Grasa reimpermeabilizante
Se utiliza sobre la piel para prolongar su vida útil y evitar que se seque o se agriete. Le confiere propiedades hidrófugas y no altera sus transpirabilidad.
Por lo tanto, puede utilizarse perfectamente con unas botas que dispongan de una membrana.
Hay que aplicar la grasa con un trapo.
4 – Guardado:
Asegúrate de que las botas estén perfectamente secas antes de guardarlas. Guárdalas en un lugar seco y aireado. No dejes las botas cerca de una fuente de calor o expuestas a los rayos UV, como por ejemplo en el maletero de un coche aparcado a pleno sol.
Si no vas a utilizar las botas durante mucho tiempo, lo ideal es llenarlas de papel de periódico para que conserven su forma.