"ÚLTIMA HORA:" 26/noviembre/2017 - 2ª Ruta XVI Jornadas de Senderismo Maleno: Alcalá la Real, Ermitas y Zumaques. Salida de los autobuses a las 7,45 h desde la Plaza de la Iglesia en Villanueva Mesia y desde la Casa de la Cultura en Huétor Tájar.

Convocatoria Segunda Ruta XVI Jornadas de Senderismo Maleno

Convocatoria Segunda Ruta XVI Jornadas de Senderismo Maleno
26/Noviembre/2017 - Alcalá la Real, Ermitas y Zumaques. Salida autobuses a las 7:45 h desde Plaza de la Iglesia en Villanueva Mesía y desde la Casa de la Cultura en Huétor Tájar.

Buscar en este blog

domingo, 29 de enero de 2017

Del Canal de la Espartera a la Toma del Canal por los Arenales del Trevenque

Aparcamiento junto al Canal de la Espartera
Una ruta de media montaña por el Parque Nacional de Sierra Nevada, que nos ha permitido caminar por las arenas dolomíticas del Trevenque e introducirnos de lleno en el valle del rio Dílar, disfrutando de restos de nieve caida en estos días pasados.

Iniciamos la ruta desde el aparcamiento situado en el Canal de la Espartera, al que accedemos desde la población de La Zubia, utilizando el carril asfaltado que sube hasta Cumbres Verdes primero y luego se dirige hasta el Cortijo del Hervidero, que dejamos a la izquierda, siguiendo el carril de tierra con precaución y que nos pone en el mencionado aparcamiento. A partir de ahora seguimos la señalización del PR A-21, que tiene su punto de inicio junto al canal y que dispone de carteles e hitos informativos y descriptivos en todo su recorrido.

Mirador del Trevenque
 Nos adentramos en los arenales del Trevenque, llegando en primer lugar a un espléndido mirador que nos regala fantásticas vistas, para entrar de lleno en la zona de arenales. Los restos de nieve y las cabras monteses ponen el acento al paisaje, haciéndonos disfrutar enormemente.

Trevenque

Una vez al pie del rey de la media montaña, el Trevenque, seguimos las marcas del PR, girando a la derecha, empezando ahora a llanear primero y a descender después de forma vertiginosa hasta el valle del río Dílar, pasando en primer lugar por el Refugio de Rosales, donde existe una estupenda fuente que nos viene muy bien para avituallarnos de refrescante agua y otra vez disfrutar de unas hermosas panorámicas de esa cadena montañosa que forman los Alayos de Dílar, con sus cumbres principales: el Castillejo, el Corazón de la Sandía y Picacho Alto.


Refugio y Fuente de Rosales
Por un cómodo carril, llegamos hasta el mismo rio Dílar, donde se encuentra situada la toma del canal de la Espartera, paseando junto a las construcciones allí realizadas al efecto.

Toma del Canal de la Espartera

Emprendemos ahora el regreso, primero caminando junto al río Dílar por un bello sendero, que poco a poco sube y sin grandes pendientes, pero sin dejar de hacerlo, entre arenales, bosque de pinos, y densa vegetación mediterránea. Va cogiendo altura considerable y acercándonos, hasta bordearlo, al Barranco del Buho, espacio por el que accederemos a partir de ahora, ya en franca subida, hasta las inmediaciones del cortijo Sevilla, junto el aparcamiento del Canal en donde cerramos ruta y la damos por finalizada.

Cortijo de Sevilla, junto al aparcamiento del Canal de la Espartera

En resumen, una ruta de dificultad media-alta, más que recomendable, muy bien señalizada y llena de interesantes espacios ricos en endemismos de flora y de la típica fauna de Sierra Nevada, todos ellos enclavados en unos parajes de una extraordinaria belleza.

Datos de la ruta:
- Senderistas: 4 y la perrita Balto.
- Recorrido: Circular, de 14 kms, siguiendo el PR A-21.
- Acumulado: 606 m subiendo; 599 m bajando.
- Tiempo en movimiento: 4 h 20 min
- Media en movimiento: 3 kms/h
- Índice dificultad IBP: 68 - Media. Ver más datos IBP aquí>>>

Track y perfil de ruta:

Powered by Wikiloc


Ver todas las fotos de la ruta aquí>>>

miércoles, 25 de enero de 2017

Por la Sierra de Loja: Lapiaz Sierra Gorda-Vía Ferrata- Cueva Horá-Charco del Negro

Un día frío, de Enero, claro y helaero, nos hemos encontrado por esta Sierra de Loja, su Sierra Gorda, pero bien que lo hemos disfrutado.

Por el carril que arranca entre la Ermita de San Roque y el cuartel de la Guardia Civil de Loja, hemos subido sin prisa y sin pausa, cogiendo altura en modo avión, hasta el cruce de la Majada del Charco del Negro, lugar en el que ha quedado el coche perfectamente aparcado.

La ruta comienza en suave ascenso por el Camino de Pajonares, en un día de azul-celeste intenso, con Sierra Nevada recortada en el horizonte, el neblinoso valle del Genil y la oscura mancha de contaminación en la que queremos adivinar la capital granadina. Y es que, aunque vayamos a pie, seguimos en modo avión.

Recortamos las recurvas del carril y abandonamos el Camino de Pajonares, desviándonos a la derecha por un carril en muy buen estado y en continuada pendiente y que da servicio al conjunto de aerogeneradores eólicos del Morrón de Cabras, en donde se encuentra enclavado muy estratégicamente el vértice geodésico de Cabras (1642 msnm), al que finalmente llegamos para disfrutar durante unos maravillosos momentos de unas espectaculares y bellas panorámicas. Desde este punto constatamos que estamos en el punto más elevado de la Sierra de Loja y de Alhama, a la vez que podemos contemplar las cumbres más elevada de Sierra Nevada y de la Sierra Tejeda y Almijara. Lo dicho, a tope en modo avión.


A partir de ahora, comenzamos a descender, adentrándonos en un espacio habilitado, a modo de muestra, para conocer lo que es el karst de estas sierras: dolinas, cuevas, grietas y lapiaz, un paraiso para el amante de la naturaleza en general y para el geólogo en particular.
Llegamos hasta una pasarela montada sobre el lapiaz que nos lleva hasta un bello mirador orientado hacia Gibalto y el Arco Calizo, otro momento para detenerse y disfrutar de tan singular paraje.


Seguimos bajando ahora para cerrar la ruta hasta llegar al carril que nos llevará de vuelta pasando por la zona en donde está habilitada la Vía Ferrata de la Sierra de Loja y luego hasta Cueva Horá, para terminar llegando hasta la gran pradera del Charco del Negro, que encontramos helado y con incipientes borbotones de lírios de gran belleza.



Después de rodear el Charco, buscando ver algún gallipato, seguimos bajando hasta llegar al lugar en donde dejamos aparcado el vehículo, dando por acabada la ruta y esta magnífica jornada de senderismo.

Datos de la ruta:
- Senderistas: 2 y la perrita Balto.
- Recorrido: Circular, 9 kms.
- Tiempo en movimiento: 2 h 27 min; detenido: 33 min
- Acumulado: subiendo, 328 m; bajando; 326 m.
- Velocidad media: 3,67 kms/h
- Índice dificultad IBP: 47, Preparación física Media-Dificultad de la ruta, Fácil. Más datos IBP aquí>>>

Track de la ruta:

Powered by Wikiloc

Ver todas las fotos de la ruta aquí>>>

viernes, 20 de enero de 2017

¿Cómo hay que ajustar unas botas de travesía y atarse bien los cordones?

En la montaña, por comodidad y seguridad, es indispensable ajustar y atarse bien las botas. Para llevarlas bien sujetas durante toda la travesía, tanto en las subidas como en las bajadas. 
 
No basta con llevar unas buenas botas, también hay que asegurarse de que están correctamente ajustadas y de que los cordones están bien atados. 
 
 
Estos son nuestros trucos para mantenerlas bien atadas durante toda la excursión:
 
1/ Lo primero que hay que hacer es meter bien el talón en el fondo de la bota.
Una vez que el pie está dentro de la bota, hay que dar unos golpecitos en el suelo con el pie para que el talón se acomode bien en el fondo de la bota. 
 
2/ Luego hay que ajustar la parte baja con los ojales de bloqueo. 
Ojal a ojal, hay que ajustar bien la bota, procurando mantener una cierta flexibilidad en el interior. 
Hay que ir con cuidado para no apretar demasiado la bota, ya que podríamos cortar la circulación de la sangre en el pie.  Es muy importante que el pie esté cómodo dentro de la bota.
 
3/ Bloquear la parte baja
Para bloquear este primer ajuste de la parte baja, hay que hacer un primer nudo sencillo en la zona del empeine. Hay que procurar sentir el punto de ajuste/confort óptimo probando la flexibilidad de la bota sacudiendo la tibia ligeramente adelante y atrás. 
 
4/ Ajustar la parte superior de la bota
Cruzar los cordones de manera clásica sobre los ojales de abajo.
Atención, en los ojales de arriba hay que pasar los cordones no desde abajo hacia arriba, sino desde arriba hacia abajo. Esta técnica hará que los cordones se suelten menos. 
 
5/ Por último, hay que atar los cordones, bloqueando el nudo.
Hay que empezar el nudo como si fueras a hacer un lazo clásico, pero antes de tirar de las 2 lazadas, hay que pasar una de ellas por el interior de la otra. 
Este nudo hará que los cordones no se suelten solos.Y además tiene la ventaja de que es fácil de desatar al final de la excursión. 
 
Antes de empezar el descenso, te aconsejamos que te vuelvas a atar las botas y que las ajustes un poco más, para asegurarte de que se mantienen bien sujetas.