"ÚLTIMA HORA:" 15/Septiembre/2018 - 5ª Ruta Jornadas de Senderismo 2018, organizadas por la Diputación Provincial de Granada: Castril.

Convocatoria de Ruta:

Convocatoria de Ruta:
5ª Ruta Jornadas Senderismo Diputación de Granada: Ruta en Sierra de Castril. Más información e inscripciones haciendo clic sobre el cartel

Buscar en este blog

jueves, 24 de marzo de 2016

Programa de Senderos por Granada 2016

http://www.senderosdegranada.org/
 La Diputación de Granada, en colaboración con la Federación Andaluza de Montañismo, pone a vuestra disposición éste portal de Senderismo de Granada con objeto de traeros toda la información sobre las Jornadas Provinciales, el Encuentro Provincial Anual, relativos al año 2016, así como consejos y noticias sobre el mundo del senderismo en general.

http://www.senderosdipgra.es
Además, podéis inscribiros en las jornadas desde la web o desde vuestro club o ayuntamiento, dependiendo de la prueba.

Toda la información en: http://www.senderosdegranada.org/

Esperamos que lo disfrutéis

lunes, 21 de marzo de 2016

¿Qué me pongo para ir al monte?

Ir al monte o hacer senderismo son actividades lúdicas que realizamos por puro placer. El objetivo es (o debe ser) disfrutar de la actividad y pasarlo bien con la familia y/o amigos en el entorno natural. Pero para que la jornada montañera resulte redonda y ningún contratiempo la estropee conviene tener en cuenta una serie de consejos y normas básicas en cuanto al equipo que vamos a llevar, desde la indumentaria hasta lo que metemos en la mochila.
Antes, incluso, que los materiales, conviene tener en cuenta dos intangibles que son los más importantes y que nunca deben de faltar en la mochila de un montañero: la información y el sentido común.

Información. 
Ya lo dice el refrán. El saber no ocupa lugar. Y en la montaña hasta te puede salvar la vida o evitarte un disgusto. Estar informado sobre las características de la ruta, sus detalles técnicos (dificultad, distancia, desnivel...), el tipo de terreno por el que discurre, la meteorología prevista... es fundamental para evitar sorpresas desagradables.

Sentido común. 
El menor de los sentidos es el que nunca debe faltar cuando vas al monte. Conocerse a uno mismo (y a los que te acompañan), saber cuales son tus limitaciones físicas y mentales y saber tomar decisiones en función de los imprevistos que puedan surgir (un cambio inesperado de tiempo, un accidente, un extravío) son aspectos que marcan la diferencia para que un pequeño susto no se convierta en una tragedia o un grave accidente. ¡Buena caminata!

Indumentaria.
La elección de la ropa es fundamental para que la excursión resulte agradable. Como consideraciones previas, el tallaje debe ser el correcto. No muy ajustado, ya que nos sentiríamos incómodos y nos puede provocar rozaduras, ni demasiado holgado, ya que entonces la ropa se puede enganchar con facilidad en zarzas, arbustos, rocas o ramas. Los consejos que a continuación exponemos son siempre para unas condiciones meteorológicas 'normales' (ni frío ni calor extremo) ya que las salidas invernales requieren materiales y conocimientos específicos, reservados a montañeros con mayor experiencia. De todas formas, como norma, la teoría de las tres capas es siempre válida para tenerla en cuenta en cualquier salida montañera. Solo hay que adaptarla a las circunstancias concretas de cada una de ellas.

La teoría de las tres capas.
Se refiere a dividir la ropa que llevamos en capas (el símil de la cebolla sirve para entenderlo) para lograr la máxima confortabilidad añadiendo o eliminando capas según las necesidades ante aspectos como la sudoración, el frío o el calor.
  • Primera capa: También llamada segunda piel o capa interior. Es la prenda que se encuentra en contacto con la piel. Su principal función es alejar nuestro sudor del cuerpo, evitando la sensación de humedad y que nos quedemos fríos. Para ello se utilizan materiales no absorbentes compuestos por fibras sintéticas -como poliester, polipropileno o clorofibra- o lana de nueva generación, que dejan pasar todo el sudor producido por nuestro cuerpo, son las conocidas camisetas de manga largo o corta según gusto personal..
  • Segunda capa:  También llamada capa de aislamiento o de abrigo. Su función es aislarnos térmicamente del exterior. Estas prendas no nos calientan de manera directa. Lo que hacen es retener el calor que genera el cuerpo, impidiendo su enfriamiento y favoreciendo al mismo tiempo la evacuación del sudor. Son materiales aislantes que aunque estén mojados consiguen mantener sus propiedades aislantes y transpirables intactas. El ejemplo más claro de este tipo de prenda es el forro polar en todas sus variables.
  • Tercera capa: También llamada capa de protección o capa exterior. Su función es protegernos de las inclemencias exteriores (nieves, lluvia, viento, frío...) pero también de nuestro sudor, por lo que debe de tener dos características aparentemente contradictorias: impermeabilidad y transpirabilidad. Se encuentran en las prendas con membrana impermeable (chaquetas, pantalones y guantes), que se comercializan en distintos grosores según el tipo de actividad a realizar. Al ser la más exterior, debe de ser resistente a rozaduras y desgarros, tan habituales en la montaña. La marca comercial más conocida de este material es el goretex.

Pantalón.
El primer requisito y fundamental es que sea cómodo. En este sentido, los nuevos tejidos aportan una cierta elasticidad que favorece tal condición. La impermeabilidad, sin ser imprescindible, sí que es recomendable. Lo que si que hay que evitar siempre son los que absorben la humedad (efectivamente, ir con pantalones vaqueros al monte no es una buena idea). Otra característica importante es que tengan bolsillos que permiten llevar a mano utensilios de uso frecuente (navaja, brújula/gps, teléfono móvil...) o algo de comida (frutos secos, barritas energéticas...).

Camiseta.
Aplicando la teoría de las tres capas, debe ser transpirable. La manga larga o corta queda al gusto del usuario, que deberá elegirla en función de lo friolero que se sea o el terreno por el que se va a transitar (en terreno enmarañado evitará los arañazos, aunque también puede acabar con la camiseta hecha jirones). Desechar siempre las de algodón, ya que absorben la humedad y el agua hasta (cuatro veces su peso) y tardan mucho en secarse. Si sudas mucho no es mala idea llevar siempre una de repuesto en la mochila.

Calcetines.
Deben absorber bien el sudor, ser suaves y ajustarse bien al pie, requisitos que nos evitarán las siempre temidas e incómodas rozaduras y/o ampollas. Su grosor variará en función de la época del año en la que hagamos la excursión o el frío de la jornada elegida. O del gusto del montañero. Hoy en día casi todas las marcas cuentan con modelos específicos de calcetines para senderismo, elaborados con materiales sintéticos adecuados que cumplen con todos estos requisitos. Llevar siempre un par de repuesto en la mochila. No abulta nada y nos puede evitar la desagradable sensación de caminar con los pies mojados si hemos tenido que vadear un río, hemos metido la 'pata' en un charco sin darnos cuenta o hemos cruzado una campa de hierba cargada aún con el rocío de la mañana.


¿Qué me pongo para ir al monte?

Calzado.
Es un elemento fundamental de la indumentaria, ya que soporta nuestro peso, es nuestro contacto con el suelo y nos debe de dar seguridad ante las condiciones del terreno. No llevar el calzado adecuado a las condiciones de la excursión es uno de los errores más graves y comunes. Botas altas (que protegen el tobillo) o bajas, zapatillas de montaña, sandalias de montaña... las opciones son numerosas y en función de las necesidades del montañero, la época de la excursión o el terreno por el que discurre. Su impermeabilidad es recomendable, aunque deberemos tener cuidado si somos propensos a sudar por los pies ya que suele ser un tipo de calzado mucho más cálido. Como norma general, si estás iniciándote en la montaña, lo mejor es acudir a una tienda especializada y pedir asesoramiento tras explicar tus necesidades y condiciones físicas.

Chubasquero y/o impermeable.
Estamos ante la tercera capa antes explicada. Las previsiones meteorológicas y la época del año nos servirán de referencia para saber cuál de sus opciones es la más adecuada (chubasquero, cortavientos, goretex...), aunque como norma general, nunca debe faltar en la mochila un chubasquero (los hay muy ligeros que apenas ocupan espacio y pesan muy poco), que nos puede evitar un mal rato ante un imprevisto cambio de tiempo, tan habitual en la montaña.

Forro polar.
Es el representante por antonomasia de la segunda capa. Y como pasa con el chubasquero/impermeable, hay multitud de modelos para elegir. También los hay ligeros para llevar en la mochila por si acaso. Como norma, nunca debe faltar en la mochila el forro o el chubasquero. Y si la meteo no es estable o la excursión tiene cierta envergadura, los dos.

Mochila.
No es una prenda como tal, pero es tan imprescindible como las botas o el pantalón. Nunca debe faltar en la espalda del montañero y servirá para transportar todo lo necesario para hacer de la excursión una experiencia agradable. Su tamaño tiene que estar acorde con el tipo de caminata. No es lo mismo salir a dar un paseo mañanero por el Pagasarri que hacer una travesía de día entero o fin de semana en los Pirineos. Hay modelos cuya capacidad se puede reducir o aumentar según las necesidades. Al elegir el modelo ten en cuenta también si te gusta con bolsillos laterales accesibles para elementos como la cantimplora o algo de comida, o si lo prefieres con bolsa de hidratación.

¿Qué no debe faltar nunca en la mochila, además de la ropa antes citada? 
Vamos con su contenido:
Agua y comida.  La hidratación es imprescindible y la alimentación muy necesaria. Frutos secos, frutas secas, un poco de chocolate y/o unas galletas abultan poco y nos mantendrán con las fuerzas intactas.
Protección solar.  Los rayos solares inciden mucho más en la montaña que a nivel del mar, así que hay que protegerse siempre
Botiquín de primeros auxilios.  No se trata de llevar una farmacia en la mochila, pero un analgésico, una pastilla de glucosa, unas tiritas contra las rozaduras y una venda de compresión nos pueden sacar de un aprieto en cualquier momento.
Gorro, guantes y gafas.  Las tres 'G' imprescindibles de la mochila. El primero nos protegerá tanto del frío como del calor; el segundo, del frío; y el tercero, del sol, sobre todo si nos vamos a encontrar con nieve.
Linterna frontal. Por si creemos que la excursión se puede alargar demasiado (en el peor de los casos, y se nos puede hacer de noche).
GPS/brújula.  Imprescindible saber usar al menos uno de los dos dispositivos. Y si hemos metido el track del recorrido en el GPS la posibilidad de extravío se reducirá a la mínima expresión.
Teléfono móvil. Con la batería cargada siempre. Instalar en él aplicación alpify, un localizador vía satélite recomendado por todos los servicios de emergencia y rescate.
Navaja multiusos. Quizás no seas McGiver, pero te puede ayudar a solucionar muchos (pequeños) problemas, desde pelar una naranja a sacarte el pincho de una zarza.

Bastones.
Tampoco es una prenda como tal, pero debería ser un complemento imprescindible para todo montañero. Un rápido ejercicio matemático aplicado a la montaña explica su importancia. Supongamos que hacemos una excursión de 10 kilómetros en la que damos 12.000 pasos. Calculando que al ayudarnos con el bastón al caminar nos quitamos un kilo por paso que damos estaremos evitando a nuestro cuerpo cargar con... ¡12 toneladas de peso! Para pensárselo, ¡verdad? Aunque hay que tener un factor en cuenta: el mal uso de los bastones puede ser tan perjudicial como beneficioso su uso correcto. Si no sabes usarlos no los lleves. Acabarán convirtiéndose en un estorbo o en un peso muerto en la mochila.

- Información obtenida en http://www.elcorreo.com/bizkaia/planes/201603/18/equipo-imprescindible-para-monte-20160317195009.html

domingo, 20 de marzo de 2016

Caminito del Rey

Sin lugar a dudas, esta ruta de las XIV Jornadas de Senderismo Maleno era una de las más esperadas por la fama de su recorrido y estamos seguros de que ha cubierto sobradamente todas las espectativas existentes.

Iniciamos la jornada en Villanueva Mesía, a las 7:30 horas, saliendo el bus por la A-92 dirección Sevilla, para desviarnos una vez llegados a la zona de Antequera por la carretera que va a Jerez, y antes de llegar a Campillos tomar el desvío que va hasta Ardales.

Una vez en esta población, seguimos la señal que pone Caminito del Rey y que bordeando el embalse del Guadalteba nos pone en el inicio del acceso Norte del Caminito del Rey, exactamente en el bar-restaurante El Kiosco, en donde dejamos el bus e iniciamos el recorrido a pie, debidamente acompañados por el estupendo guía Daniel, que nos entrega las entradas y nos pide que preparemos el DNI.

Empezamos la visita atravesando el tunel que nos lleva hasta el Sillón del Rey, mesa de piedra, en donde el rey Alfonso XIII el 21 de mayo de 1921 firmo el acta de terminación de obras de este magno complejo hidráulico, incluido el camino que se hizo para su ejecución y que desde entonces pasó a denominarse Caminito del Rey.


De aquí accedemos hasta el punto de acceso, en donde recibimos los cascos protectores y las pertinentes instrucciones. A partir de ahora, no nos queda más que seguir el trazado del Caminito, perfectamente señalizado y vigilado, recibiendo las explicaciones geológicas y biológicas de Daniel y obteniendo multitud de fotos.


La lluvia hizo su aparición con más o menos intensidad, afloraron los chubasqueros y ponchos y ale, seguimos adelante, haciendo bueno eso de "no hay tiempo malo, sino ropa mala."

Un paseo que no se puede explicar con palabras, que las imágenes ayudan a comprender pero que hay que hacerlo para sentirlo, vivirlo y comprenderlo.


Al final terminamos en El Chorro, donde nos esperaba el bus para llevarnos al complejo Hacienda Los Conejitos, en donde un fantástico almuerzo nos esperaba, poniendo la guinda a tan estupenda jornada de senderismo.

Datos de la ruta:
- Senderistas: 50
- Recorrido: 9 kms.
- Tiempo en movimiento: 3 h 49 min

Track de la ruta:

Powered by Wikiloc


Fotos de la ruta:

Búscate en el enlace directo a las fotos aquí>>>

jueves, 17 de marzo de 2016

PR-A 246 Montefrío-Los Molinos


En Montefrío, y en este momento, se ofrecen de forma extraoficial cuatro PRs desde la web del ayuntamiento.
De ellos, este que se muestra aquí, es el primero que está señalizado y pendiente de homologación por la Federación Andaluza de Montaña, pendiente de solucionar algún inconveniente en el tramos del Castejón al Cementerio de Montefrío.

La ruta se inicia en la gran explanada y cruz que hay junto al Hontel de la Enrea en Montefrío, siendo este un magnífico lugar para hacerlo, ya que podremos dejar perfectamente nuestro vehículo.


Empieza el recorrido, muy bien señalizado con las indicaciones propias de los PRs, subiendo siempre y girando siempre en los cruces hacia la derecha, hasta llegar al punto más alto, en donde nos desviamos a la izquierda, estando así indicado y encaminándonos al paraje de la Torre de los Guzmanes, desviándonos ahora por un sendero que tiene indicadores de madera. Este sendero de fuerte pendiente hay que acometerlo con extrema precaución. El mal estado del piso debido a la erosión de las motos, tiene a cambio la gran recompensa de unos paisajes de gran belleza que compensa sobradamente el esfuerzo.
A unos 900 metros abajo, termina este peligroso sendero, en el carril de Los Molinos, hoy en dia cementado y asfaltado en todo su trayecto y que tomamos ahora girando a la izquierda direción norte.


Siguiendo las indicaciones del PR, pasamos por multitud de cortijos y molinos, vadeando el arroyo para subir en gran pendiente y desembocar en la gran hoya del Corralazo. ¡Cuidado con los perros!

El carril prinicipal, asfaltado, con algunas curvas, nos lleva finalmente hasta la carretera comarcal Íllora-Montegrio GR-3410, que cruzamos y tomamos a la derecha para una centena de metros volver a carril de tierra en donde se encuentra una parada de bus.
A partir de ahora empezamos de nuevo a ascender pasando por el Cementerio Visigótico y llegando al Cortijo del Castejón. ¡Cuidado con los perros!


Junto a la fuente del Castejón giramos a la izquierda siguiendo el PR, que pasa por una zona conflictiva para finalmente llegar al carril del cementerio montefrieño, y empezando desde este momento a disfrutar de las hermosas vistas de Montefrío, en la era que hay junto a la carretera.
Cruzamos la carretera e inmediatamente giramos a la derecha para caminar por un carril-sendero que se dirige al Calvario y ya las vistas y panorámicas son maravillosas, siendo este el mejor momento para disfrutar observándonas y obtener imágenes del que dicen es el pueblo con mejores vistas del mundo.


Desde el Calvario podemos introducirnos en las calles del pueblo y regresar a la Enrea, aunque en este recorrido optamos por subir por el carril y dando un rodeo bajar finalmente hasta la Enrea.

Datos de la ruta:
- Senderistas: 3 y la perrita Balto.
- Recorrido: 15 kms
- Tiempo en movimiento: 4 h 23 min
- Indíce dificultad IBP 64 - Más datos aquí>>>

Track de la ruta:

Powered by Wikiloc

Fotos de la ruta:
 
Ver fotos aquí>>> 

domingo, 13 de marzo de 2016

De Ventas de Zafarraya a la Alcauca y el Alcázar, con final en Alcaucín


La primavera se nos viene encina y ha tocado andar por las estribaciones de La Maroma, la cumbre por excelencia del Parque Natural de las Sierras de Alhama, Almijara y Tejeda.

Emprendemos la salida desde la carretera que comunica Alhama con las Ventas de Zafarraya, a algo menos de 3 kms de llegar a esta población, desde donde sale un carril que indica Parque Natural Área Recreativa de la Alcauca.

No abandonamos este magnífico carril que va bordeando la Maroma y obsequiándonos con bellos panorámicas del Boquete de Zafarraya, los Montes de Málaga, Riogordo, Colmenar y Comares, con el pantano de la Viñuela a sus pies.



Área Recreativa de la Alcauca
Vamos subiendo ligeramente, para a unos 5 kms aproximadamente, llegar a la primera área de descanso, la Alcauca, un espacio que dispone de un montón de mesas, barbacoas, etc, y que viene muy bien para tomar un refrigerio. Ojo, aunque hay numerosas fuentes, en ninguna hay agua.

Volvemos al carril, para llanear primero y luego empezar a descender acompañados de denso pinar, quijigos, encinas, chaparros, cedros, cipreses y grandes alcornoques. Hay gran abundancia de bosque bajo mediterráneo y el canto de los pájaros nos llega en toda su intensidad.

Área Recreativa del Alcázar
El carril empieza a descender con una inclinación más evidente, para a unos 6 kms llegar a nuestro segundo punto de avituallamiento, el área recreativa del Alcázar, mejor dotada que la anterior de mesas, sombras, información y sobre todo con puntos de abastecimiento de agua. Es interesante este punto, ya que desde él parte una de las rutas de ascenso para hacer cumbre en La Maroma.

Mirador de Miguel Álvarez con monumento a la cabra hispánica

Continuamos nuestro recorrido por el carril que en continuas curvas y fuerte descenso nos lleva consecutivamente hasta el área recreativa del Rio en tonde está la Fuente de Eduardico y posteriormente el Mirador de Miguel Álvarez, punto privilegiado para disfrutar de la belleza del entorno y obtener una buena foto en el monumento allí existente dedicado a la cabra hispánica.

De regreso al carril, continuamos con curvas y descendiendo sin parar. Dejamos la tierra, para cambiar al piso cementado y poco a poco nos vamos acercando a Alcaucín.


Alcaucín
Finalmente dejamos el pinar y el cemento para adentrarnos en piso asfaltado y las altas urbanizaciones de Alcaucín, para unos metros más abajo llegar a la localidad y dar por terminada la ruta.

Datos de la ruta:
- 51 senderistas y dos perritos.
- Recorrido:

Track de la ruta:

Powered by Wikiloc

Fotos de la ruta:

Enlace a las fotos aquí>>>

viernes, 11 de marzo de 2016

Puntas y rosetas de los bastones de trekking

En un artículo previo te explicamos cómo coger correctamente los bastones de trekking. En este artículo tratamos otro aspecto imoprtante: para qué sirven las rosetas y qué has de tener en cuenta para usarlas, así como cuál es la función de las puntas en los bastones de trekking. Nos centramos, por tanto, en el extremo inferior del bastón.
La mayoría de los bastones de senderismo vienen con unos accesorios denominados rosetas, que son unas piezas de plástico de forma circular que se colocan en el extremo inferior del bastón o regatón. Su función es evitar que el bastón se hunda en superficies blandas, como barro o nieve, lo que nos haría tropezar o caer. 
Regatón del bastón, contera y rosetas de dos diámetros distintos
Existen rosetas de diversos diámetros y son, generalmente, intercambiables, de forma que podemos montar las más adecuadas al tipo de terreno por el que vamos a caminar. Las más grandes suelen ser dentadas, y su uso principal se destina a terrenos nevados. Dado que la probabilidad de hundir el bastón es mayor en este tipo de superficie, la roseta es, generalmente, más grande. Por otro lado, otro tipo de rosetas, de menor tamaño, redondeadas y sin dientes, están destinadas a terrenos barrosos o de piedra suelta.
El problema de usar rosetas de mayor tamaño en terrenos que no lo requieren es que éstas disminuyen el ángulo de ataque del bastón. Esto hace que sea la roseta, y no la punta del bastón, la que se apoye en el terreno, por lo que la probabilidad de caídas y accidentes es mayor, ya que el bastón probablemente deslizará al estar apoyado únicamente por esta pieza de plástico. Por tanto, en terrenos duros desmontaremos las rosetas para contar con una mayor inclinación del bastón sobre el terreno sin miedo a que éste se apoye en la roseta.
Además, si el terreno es pedregoso o presenta grietas (p.ej. al caminar entre grandes bloques de roca o piedra), no conviene desmontar las rosetas, pues nos ayudarán a que los bastones no penetren en ellas y tengamos un accidente por efecto palaca del bastón.
roseta bastón senderismo
Regatón del bastón con roseta pequeña para barro o piedra suelta
Las rosetas generalmente se colocan en el extremo del bastón mediante presión o con un sistema de rosca. Es importante que estén bien fijadas en su posición y que no se muevan, pues existe la posibilidad de que éstas se extravíen al andar por terrenos accidentados o poblados de vegetación, tras engancharse y recuperar el bastón en cada paso. 
Por su parte, la punta del bastón es otro elemento al que hay que prestar especial atención. Al extremo inferior del bastón se le denomina regatón, siendo la punta del mismo la que entra en contacto con el suelo. Dicha punta está construída con tungsteno, un material muy resistente a la abrasión y que soporta muy bien el desgaste, lo que prolongará la vida de los bastones. Por tanto, es importante fijarse que en las especificaciones del bastón aparezca esta característica. La forma de esta punta suele ser moleteada, redondeada o cóncava. En este apartado, se recomienda adquirir bastones con punta moleteada o redonda, ya que suelen tener mejor adherencia ante las irregularidades del terreno. Las marcas importantes de bastones de trekking suelen tener a la venta estos accesorios, pudiendo comprar únicamente el regatón si éste se estropea con el paso del tiempo.
Otro de los accesorios que suelen venir con los bastones de senderismo son los tapones de goma o conteras, unas piezas de goma o caucho que se colocan sobre la punta del bastón. Su uso se recomienda ante terrenos asfaltados o de roca desnuda, aumentando la superficie de contacto del bastón con el suelo, protegiendo la punta del mismo, y disminuyendo las vibraciones del bastón hacia los brazos. Además, sirven como protección para evitar clavarnos las puntas del bastón durante su transporte.
contera goma bastón
Tapón de goma o contera para terreno asfaltado o roca desnuda
Este artículo publicado en AristaSur.com pertenece a AristaSur y está protegido bajo una Licencia Creative Commons.

Dúrcal-Peñón de los Moros-Baños de Ulquízar y Vacamía-El Alcázar

Una nueva ruta por el Valle, saliendo desde el Zahor y que nos lleva por el Puente de Lata hasta la interesante localidad de Dúrcal.

Puente de Lata de Dúrcal

El compañero Gómez, nos cuenta lo siguiente sobre el Puente de Lata de Dúrcal.
"El Puente de Lata de Durcal fue construido por los Talleres Lecoog en Bélgica, en acero cromado y perfiles de hierro laminado, unidos con remaches o roblones. Su precio fue de 6 millones de reales. Fue instalado en el arroyo de Gor, en la línea ferroviaria Guadix-Baza, donde prestó servicio entre 1891 y 1912. Tenía una longitud de 270 metros. 
En 1923 fue trasladado al río Durcal, para la línea del tranvia Granada-Durcal, acortándose su longitud a 199,93 metros y elevándose su altura. Prestó aquí sus servicios durante 50 años (1924-1974)."

Una vez superado el mencionado puente nos adentramos de lleno en Dúrcal, destacando sobre todo el Museo del Esparto, las casas autóctonas, la Plaza del Ayuntamiento con su iglesia mozárabe y el monumento a la cantante Rocío Durcal que tomó su apellido artístico de este pueblo.

Plaza del Ayuntamiento, Iglesia Parroquial y monumento a Rocío dúrcal

Cogemos ahora dirección Ermita San Blas, no sin antes hacer una breve pero reconfortante parada en la Panadería de San Blas, donde podemos degustar los típicos dulces durqueños, destacando entre otros los roscos de vino y los doblaillos. Gracias debemos dar a la simpática y generosa pastelera que quiso obsequiarnos con tan sabrosos dulces. De nuevo gracias.

Ermita de San Blas
Nos desviamos por la calle que pasa junto a la Ermita de San Blas, para entre huertos cargados de naranjos y limoneros, y montones de nogales, llegar después de una subida a tener en cuenta hasta el Peñón de los Moros, resto visible del que sería el gran castillo que custodiaba en pasadas épocas estas tierras. Bien vale la pena el esfuerzo, ya que la recompensa son unas fantásticas panorámicas de la cara sureste de Sierra Nevada y de todo el valle que por aquí la circunda.

Peñón de los Moros
Tomamos ahora desde el Peñón de los Moros un sendero por la meseta dirección sur-oeste, para empezar por un terreno arenoso de monte bajo, con la localidad de Cónchar como telón de fondo. El sendero se hace más pendiente y hay que tomarlo con precaución.

Entre esparto y tomillo lleguemos al pie del barranco en donde se encuentra el Nacimiento o Baño de Ulquízar, transparente y bullicioso. Despues nos desviamos a la derecha bajando hasta la orilla del rio Dúrcal, salvando cortados y revueltas, para llegar de lleno hasta las cuevas de Vacamía, otro lugar emblemático de la zona.

Baños de Ulquízar
Cuevas de Vacamía
Baños de Bacamía

Después por el mismo trazado, subimos en fuerte pendiente hasta el carril cementado que vuelve a bajar hasta los Baños de Vacamía, siendo este un buen sitio para tomar un ligero refrigeria, a la par que el colega Gómez nos informa de lo siguiente:
"Las aguas de los Baños de Urquiza y Bacamia son hipotermales y mineromedicinales. Su temperatura es de casi 25 grados centígrados. Su caudal de unos 29 litros por segundo. Su grado de mineralización es medio, con iones bicarbonatos, sulfatos, magnesio y calcio. Es buena, por vía oral, para afecciones del aparato digestivo, y por vía tópica, para afecciones cutáneas y del aparato locomotor.
Sus aguas proceden del deshielo de las nieves de las altas cumbres de Sierra Nevada. Tras filtrarse a través de una gran falla y descender hasta un acuífero subterráneo, vuelven a surgir en el nacimiento de estos Baños. Se estima que este proceso tarda unos 30 años.
En la fuente del manantial de los Baños de Urquizar, nace el culandrillo de pozo (los guarda-libros que teníamos de niños) ."


Una vez acabado el aleccionamiento, volvemos a tomar un sendero que va a media altura bordeando el rio Dúrcal, que debe acometerse adoptando cierta precaución. Empezamos a coger altura y desviándonos a la derecha encontramos un carril que se encamina directamente al gran puente de la autovía construido para salvar el valle encajonado del rio Dúrcal.
Pasamos asombrados bajo el puente y no nos queda más remedio que comentar la magnitud de esta obra.

Puente de la autovía sobre el rio Dúrcal
Seguimos el carril teniendo siempre el rio Dúrcal como hilo conductor, teniéndolo que vadear en varias ocasiones. Pasamos junto a la Granja Escuela de Dúrcal, para pasando de nuevo el rio junto a las inmediaciones de un antiquísimo puente medieval, encarar la gran pendiente última del día. Se trata de la Cuesta de la Valdesa, y unos metros más arriba volver a encontrarnos con el viejo Puente de Lata llegando así al final de la ruta.

Vadeo del rio Dúrcal
Datos de la ruta:
- Senderistas: 4 y la perrita Balto.
- Recorrido: 11 kms
- Tiempo en movimiento: 3 h 48 min
- Grado IBP: 43. Más datos en http://www.ibpindex.com/ibpindex/ibp_analisis_completo.php?REF=36668614764370&MOD=HKG&LAN=es

Track de la ruta:

Powered by Wikiloc

Fotos de la ruta: