domingo, 13 de marzo de 2016

De Ventas de Zafarraya a la Alcauca y el Alcázar, con final en Alcaucín


La primavera se nos viene encina y ha tocado andar por las estribaciones de La Maroma, la cumbre por excelencia del Parque Natural de las Sierras de Alhama, Almijara y Tejeda.

Emprendemos la salida desde la carretera que comunica Alhama con las Ventas de Zafarraya, a algo menos de 3 kms de llegar a esta población, desde donde sale un carril que indica Parque Natural Área Recreativa de la Alcauca.

No abandonamos este magnífico carril que va bordeando la Maroma y obsequiándonos con bellos panorámicas del Boquete de Zafarraya, los Montes de Málaga, Riogordo, Colmenar y Comares, con el pantano de la Viñuela a sus pies.



Área Recreativa de la Alcauca
Vamos subiendo ligeramente, para a unos 5 kms aproximadamente, llegar a la primera área de descanso, la Alcauca, un espacio que dispone de un montón de mesas, barbacoas, etc, y que viene muy bien para tomar un refrigerio. Ojo, aunque hay numerosas fuentes, en ninguna hay agua.

Volvemos al carril, para llanear primero y luego empezar a descender acompañados de denso pinar, quijigos, encinas, chaparros, cedros, cipreses y grandes alcornoques. Hay gran abundancia de bosque bajo mediterráneo y el canto de los pájaros nos llega en toda su intensidad.

Área Recreativa del Alcázar
El carril empieza a descender con una inclinación más evidente, para a unos 6 kms llegar a nuestro segundo punto de avituallamiento, el área recreativa del Alcázar, mejor dotada que la anterior de mesas, sombras, información y sobre todo con puntos de abastecimiento de agua. Es interesante este punto, ya que desde él parte una de las rutas de ascenso para hacer cumbre en La Maroma.

Mirador de Miguel Álvarez con monumento a la cabra hispánica

Continuamos nuestro recorrido por el carril que en continuas curvas y fuerte descenso nos lleva consecutivamente hasta el área recreativa del Rio en tonde está la Fuente de Eduardico y posteriormente el Mirador de Miguel Álvarez, punto privilegiado para disfrutar de la belleza del entorno y obtener una buena foto en el monumento allí existente dedicado a la cabra hispánica.

De regreso al carril, continuamos con curvas y descendiendo sin parar. Dejamos la tierra, para cambiar al piso cementado y poco a poco nos vamos acercando a Alcaucín.


Alcaucín
Finalmente dejamos el pinar y el cemento para adentrarnos en piso asfaltado y las altas urbanizaciones de Alcaucín, para unos metros más abajo llegar a la localidad y dar por terminada la ruta.

Datos de la ruta:
- 51 senderistas y dos perritos.
- Recorrido:

Track de la ruta:

Powered by Wikiloc

Fotos de la ruta:

Enlace a las fotos aquí>>>

No hay comentarios: