martes, 2 de febrero de 2016

Cómo coger los bastones de senderismo

Seguro que eres consciente de la importancia que tienen los bastones de trekking durante la marcha, pero, ¿sabes cómo cogerlos correctamente? Generalmente estos productos no van acompañados de ningún manual de uso, así que en este artículo te explicamos la forma correcta de usar los bastones para sacarle el máximo rendimiento.
El primer paso es ajustar su altura. Aunque existen muchos modelos en el mercado (de uno o varios tramos, plegables o con rosca, etc.) todos ellos permiten modificar la altura del bastón para adaptarlo a cada persona. Para ajustarlo correctamente, debemos cogerlo por la empuñadura, y que el antebrazo forme un ángulo recto con el resto del brazo y el cuerpo. Por supuesto, la punta del bastón debería estar tocando el suelo, y su ajuste lo deberíamos realizar con las botas, crampones, raquetas, etc. puestas. Hay que evitar alargar únicamente un tramo, así como no extender demasiado cada tramo del bastón (suelen venir con marcas impresas indicando la longitud máxima permitida), pues si queda justo en el límite, la presión lateral ejercida al caminar podría partirlo.
El antebrazo debe formar un ángulo de 90º
Hecho esto, el siguiente paso es agarrar correctamente el bastón. Todos ellos cuentan con una cinta alrededor de la empuñadura por donde cogerlos cómodamente. Esta cinta se denomina dragonera, y la colocaremos alrededor de nuestra muñeca para apoyar directamente el peso de la carga sobre ella, evitando así que la mano esté siempre presionando sobre la empuñadura, lo que nos causaría dolor en las manos y brazos.
Dragonera del bastón de trekking
Para usar correctamente la dragonera hay que pasar toda la mano por el interior del bucle, desde abajo hacia arriba, tal y como se aprecia en la siguiente imagen.
Pasar la mano por el interior de abajo hacia arriba
Una vez hecho esto, solo queda agarrar con fimerza el mango del bastón aprovechando las hendiduras que, generalmente, tienen todos los modelos, diseñados ergonómicamente para que se adapte lo mejor posible a nuestra mano. La dragonera, como vemos en la siguiente imagen, debe abrazar el dorso de nuestra mano, y la base del dedo pulgar e índice deben quedar apoyados sobre la cinta. Es importante que la dragonera quede bien ajustada sin llegar a apretar la mano. Para ello, prácticamente todos los modelos de bastones cuentan con una pequeña pestaña o broche en su empuñadura o en la misma dragonera, la cual permite modificar la longitud de ésta y adaptarla lo mejor posible al tamaño de nuestra mano y muñeca.
La dragonera abraza el dorso de la mano
Si lo hemos hecho bien, nuestra mano podrá quedar apoyada sobre la dragonera sin ningún tipo de ayuda adicional. El buen ajuste de la dragonera es crucial, pues aporta mayor estabilidad sin tener que apretar la mano, funcionando de correa de transmisión para repartir de manera efectiva la carga a través de los bastones y no las manos o brazos.
La mano puede sujetarse sola sobre la dragonera
Un detalle importante es que al caminar por zonas comprometidas (p.ej. pendientes fuertes, pedreras o terrenos resbaladizos), lo mejor es no usar la dragonera y agarrar el bastón directamente por su empuñadura. Si llevamos el bastón cogido por la dragonera, una caída podría provocarnos lesiones importantes como fracturas de muñecas, e incluso podríamos golpear con el bastón a nosotros mismos o al compañero. En estos casos es preferible llevarlas sueltas, aunque podamos perder el bastón si se nos cae fortuitamente ladera abajo; en caso de caída, los podríamos soltar rápidamente y evitar posibles lesiones.
Licencia Creative Commons

No hay comentarios: