jueves, 11 de mayo de 2017

Senderismo con Balto


Ocho razones para ir acompañado de tu amigo canino ahí fuera.
1. Hacer trekking es una actividad saludable, no competitiva y una forma impagable de disfrutar de  la naturaleza. Una escapatoria ideal para la vida urbanita, su estrés, su contaminación sonora y ambiental, y permite además que tu cuerpo se reequilibre. ¿No merece tu perro lo mismo?
2. Como dueño de un perro tienes el privilegio de ir con un compañero que adora la vida en la naturaleza y que disfrutará de la experiencia tanto o más que tú.
3. La curiosidad innata de tu perro hará que percibas y aprecies en mayor medida el mundo natural que te rodea.
4. La intuición de tu perro te dará un extra de seguridad ahí fuera.
5. Realizar este tipo de actividades con tu compañero canino ofrece un tiempo de calidad entre los dos, libre de las distracciones y las necesidades del día adía.
6. Es una manera tanto para ti como para tu perro de mantenerse en forma. Saltar sobre pequeños ríos, correr en un sendero embarrado, o trepar a rocas… ejercicio que hará feliz a tu perro y que puedes imitar para un plus de preparación física.
7. El hiking puede beneficiar mentalmente a tu perro. Los olores naturales, la vista, los sonidos… una manera de rejuvenecer y mejorar los sentidos.
8. Esta actividad también ayudará a tu perro a combatir actitudes destructivas asociadas con la depresión o el aburrimiento.


No hay comentarios: