"ÚLTIMA HORA:" Próximamente de va a realizar la convocatoria de 100 plazas para las XVI Jornadas de Senderismo. ¡No te las pierdas!.

Buscar en este blog

miércoles, 17 de mayo de 2017

Bautizo en el Torcal


PARTE I: EL PASADO

En un principio, el supercontinente Pangea (del griego, "pan": todo, y "gea": tierra) agrupaba casi todas las tierras del planeta.
Rodeaban a Pangea las aguas marinas de Panthalassa (del griego, "pan": todo y "lhassa": mares).
Hace unos 260 millones de años, al final del Período Pérmico (1) de la era Paleozoica, nace el Mar de Tetis (2) situado entre dos supercontinentes, Laurasia (al norte) y Gondwana (al sur), anegando vastas extensiones de lo que hoy es Europa y el norte de África, y extendiéndose desde la zona del Caribe hasta el océano Índico.

El Mar de Tetis es el antecedente en el tiempo de nuestro Mar Mediterráneo (3).
Hace unos 175 millones de años, durante el período Jurásico (comprendido entre 199 y 145 millones de años), el Mar de Tetis se llena de una vida exuberante, mientras en la tierra aparecen los antecesores de las aves, los "archaeopterix".
Durante el período Cretácico (comprendido entre 145 y 65 millones de años), alrededor de hace 95 millones de años, se produjo la "Gran Muerte Negra": en la que desaparecieron el 90% de las especies marinas y el 70% de las terrestres. Europa era un archipiélago de islas y el mar de Tetis, poco profundo, formó depósitos de rocas calizas y coralinas. Tras la "Gran Muerte Negra" y con mucho tiempo y procesos químicos de las pizarras, surgieron los yacimientos más importantes y prolíficos de petróleo.
El esplendor del Mar de Tetis llega hace unos 80 millones de años, también durante el período Cretácico.

Movimientos orogénicos (4), producidos en la corteza terrestre, durante el Eoceno (5) debido a una gran actividad volcánica en el planeta, dan lugar al inicio del Plegamiento Alpino: las placas tectónicas de África, del subcontinente indio y la pequeña placa de Cimmeria, chocaron contra la de Eurasia, comenzando por la zona del océano Atlántico y pasando por el Mediterráneo y el Himalaya, terminando en las islas de Java y Sumatra. Formándose por la presión de las placas, de oeste a este, y en éste orden en el tiempo, el Atlas, el Rif, las cordilleras Béticas, la cordillera Cantábrica, los Pirineos, los Alpes, los Apeninos, etc.
Durante el Mioceno (6), hace unos 5,5 millones de años, el Plegamiento Alpino alcanza su máxima intensidad y se cierra el Estrecho de Gibraltar: el Mar de Tetis queda reducido a un mar interior, que acabará desecándose, muriendo toda su fauna y su flora.

La zona del Torcal de Antequera, se forma durante el período Mioceno Medio, por el empuje de las placas tectónicas, elevando los sedimentos carbonatados del Mar de Tetis, comprimiéndolos, deformándolos y fracturándolos hasta emerger del agua, en un gran pliegue  en forma de champiñón, con estratos horizontales, en un largo proceso, que aún hoy en día se mantiene. Una vez emergido el terreno, la erosión del agua, el hielo y el viento, comienzan a moldear las rocas calizas, en un proceso en constante evolución.


(1) Período Pérmico = Último período de la era Primaria o Paleozoica, con una duración de unos 50 millones de años (comprendido entre 290-250 millones de años). Recibe su nombre de "Perm", zona de Rusia donde se han encontrado muchos fósiles. En éste período los mares retrocedieron dejando tierra firme al descubierto.
(2) Mar de Tetis = En 1893, el geólogo austríaco, Edouard Suess, al encontrar fósiles marinos en los Alpes, bautizó a este mar primigenio, como Mar de Tetis. Según la mitología griega, "Tetis": niñera, abuela ó tía; era una deidad femenina que gobernó durante la legendaria "Edad de Oro" (etapa inicial de las Edades del Hombre, en la que vivió en un estado ideal o utopía, cuando la humanidad era pura e inmortal...) hija de Urano y de Gea, y hermana y esposa de Océano. Tetis fue una titánide, diosa de las aguas.
(3) Mar Mediterráneo = "mar enmedio de las tierras".
(4) orogénicos = del griego, "oros": montaña, y "génesis": creación/origen.
(5) Eoceno = Segundo período de la era Terciaria. Duró unos 17 millones de años, comprendido entre 55-38 millones de años). Significa, "amanecer de la vida".
(6) Mioceno = 4º período de la era Terciaria, que duró unos 18 millones de años (comprendido entre 23,3-5,2 millones de años). El término procede del griego, "meion": menos, y "kainos": nuevo; menos nuevo, en alusión a la disminución en el período de vida animal y vegetal.


PARTE II: EL PRESENTE.

PARTICIPANTES: 4 senderistas (Emilio, Jaime, Luís y Yo).

OBJETIVO: Ruta integral por el Torcal Alto de Antequera.

PRÓLOGO.: Por circunstancias puntuales de mi vida, el Torcal siempre lo he visto de lejos, en la distancia... Lo he rodeado por todas sus caras... pero nunca hasta ahora, me he adentrado en él... pero por fín, la coincidencia de los astros y las fechas, han propiciado mi
BAUTIZO EN EL TORCAL.:

La Sierra del Torcal de Antequera, tiene 4 zonas diferenciadas: la Sierra Pelada, el Torcal Alto, el Torcal Bajo y las formaciones de tajos y laderas. Nuestra ruta de hoy, se va a centrar en el Torcal Alto.El Torcal de Antequera fue ya catalogado y protegido en 1929 como "Sitio Natural de Interés Nacional", en 1978, como "Parque Natural", en 1987, como zona "ZEPA" (Zona de Especial Protección para las Aves), en 1989, como "Paraje Natural" y desde 2014, como Zona de Especial Conservación (ZEC). Tiene actualmente una superficie protegida de 2.180 hectáreas y es uno de los mejores y más espectaculares paisajes de rocas calizas y karst de toda Europa. El pasado año 2016, ha sido catalogado por la Unesco, junto a los Dólmenes y la Peña de los Enamorados, como "Patrimonio de la Humanidad". El Torcal toma su nombre de las formas kársticas más comunes y conocidas, las torcas o dolinas (pequeñas depresiones circulares de fondo plano que se van rellenando con los residuos más resistentes a la acción erosiva del agua = arcilla de descalcificación o "terra rossa"). El Torcal destaca por sus singulares elementos geológicos, sus paisajes de media montaña mediterránea y la presencia de notables comunidades y especies de flora y fauna.


A las 7 de la mañana, parto con mi coche, desde mi casa en El Romeral, hacia Cijuela. Allí llegó sobre las 7:45 y recojo a José Emilio en su casa. Seguimos nuestro itinerario programado y poco después de las 8 recogemos a Luis junto a la Iglesia de Villanueva Mesía. Nos resta una última parada, para recoger al último miembro de la expedición, Jaime, en la carretera de circunvalación de Huétor Tájar.Lo hacemos sobre las 8:30 y reunido ya el grupo al completo, seguimos la ruta, enlazando con la autovía A-92, que nos lleva hasta Antequera.
Llegados a Antequera, toca un necesario avituallamiento: lo hacemos en el Bar La Torre (en las inmediaciones del Hospital) con un ingrediente esencial e imprescindible en ésta ruta: el mollete antequerano (un pan plano y tierno, de forma elíptica irregular, elaborado artesanalmente, que tiene una textura esponjosa, sabor suave y un aroma típico de poca cochura), acompañado de café, leche o cacao. Tras éste reconfortante desayuno y un ratito de amigable charla...
Reanudamos la marcha hacia el Torcal, que se encuentra a unos 4 kilómetros al Sur del casco urbano de Antequera, rodeando la ciudad por su cara Norte, divisando siempre, a nuestra izquierda, en la zona alta del casco urbano, la silueta de la Ermita de la Veracruz, y a la derecha, la zona de los Dólmenes (de Menga, Viera y El Romeral) y la Peña de los Enamorados, pasando junto a la Ermita-Tribuna de la Virgen del Socorro, en la Plaza del Portichuelo (construida en 1715) y subiendo, hasta enlazar con la carretera A-7075, que va desde Antequera hasta Málaga, pasando por Villanueva de la Concepción, en un recorrido de casi 52 kilómetros.Dejamos el casco urbano de Antequera, divisando a la izquierda, la alcazaba (ó fortaleza de "Papabellotas": reloj propiedad del ayuntamiento y cuya campana tiene 100 quintales de peso) y la Iglesia de Santa María la Mayor. 


A la derecha queda el cruce de la carretera A-343 (que se dirige hacia Valle de Abdalajís, Álora y Zalea-Pizarra) y comenzamos a bajar.
Dejamos a la izquierda los restos del núcleo fabril Juanona-Cañada, situado en la ribera del río de la villa, y que es parte del conjunto patrimonial más importante de la industrialización antequerana, que estuvo en uso entre 1856 y 1950. Las instalaciones, hoy en situación de ruína, se dedicaron al tratamiento de la lana de oveja (lavado, hilado, tinte y acabado). Quedan restos de las dos fábricas, del molino, del puente de acceso sobre el río y la chimenea.
Poco después, pasamos junto al Restaurante Molino Blanco y su Museo de Usos y Costumbres...
En el kilómetro 49 de la carretera A-7075, pasamos junto al Nacimiento del Río de la Villa y a las instalaciones del complejo rural Camping El Torcal, que provee a los visitantes de alojamiento, servicios de restaurante, granja escuela y múltiples eventos durante todo el año
Tras un poco de llaneo, toca la subida hacia el Puerto de Boca del Asno, situado entre la Sierra Pelada del Torcal de Antequera (a la derecha) y la Sierra de las Cabras (a la izquierda, con 1283 metros de altura), lugar de una escaramuza, para la defensa de Málaga, durante la Guerra de la Independencia, el 2 de febrero de 1810, frente a las tropas del IV Cuerpo del Ejército francés, comandado por Sebastiani...
Superado el Puerto de Boca del Asno, dejamos a la derecha la carretera MA-9016, que lleva hasta el Centro de Visitantes "Torcal Alto", situado a 3,2 kilómetros del cruce y unos 20 metros más adelante, nos desviamos a la derecha y llegamos al aparcamiento exterior del Torcal, situado junto a la carretera A-7075, a 12 kilómetros de Antequera y 6 de Villanueva de la Concepción, en el lugar donde estuvo la antigua "Venta del Rosario": Tiene capacidad de aparcamiento para 14 autocares, 52 turismos y 3 vehículos de discapacitados.


Son las 10:20 A.M. Aparcamos el coche junto al cartel informativo del Sendero de subida al Torcal Alto, también conocida como "Ruta Naranja". Nos encontramos a 947 metros de altura. Preparamos el material (mochilas, bastones y gorra/sombrero) y echamos a andar por el sendero que se inicia en el aparcamiento.
Hoy, aparte de mi "Bautismo" en el Torcal, voy de estreno y prueba...llevo, cargada, a tope, mi nueva mochila Quechua Forclaz 50, para ver qué tal me va... de cara a la Gran Ruta "Senda del Poeta", entre Orihuela y Alicante, de casi 80 kilómetros, que haremos, Dios mediante, entre el próximo viernes, día 19 y el domingo, día 21...
Hace viento en El Torcal, pero en ésta ladera, al pie del Camorro de las Montesas de Sierra Pelada (con sus 1.191 metros de altura, coronados por antenas repetidoras) estamos algo resguardados. El sendero comienza, empinado, pedregoso e irregular. En la zona del Hoyo de Gramaeros, pasamos primero junto a un antiguo cortijo y corral de ganado (a la izquierda) hoy sin uso, y que data de la década de 1940, y después junto a canteras de piedra caliza, ya abandonadas, y restos de las instalaciones que se utilizaron para su explotación. Tras un tramo llano, retomamos la subida...
Al llegar a la Majada del Fraile, nos detenemos en un antiguo formazo, reconstruido en la década de 1990: una típica construcción serrana a base de piedras del terreno, de forma circular, con techo de palos de madera y material vegetal que se utilizaba por los pastores de la zona, como refugio y lugar de guarda del ganado.

 Retomamos la subida. El sendero, bien marcado, zigzaguea, subiendo, poco a poco, hasta coronar el Puerto de Tinajuela. Donde nos detenemos un momento, para echar la vista atrás y contemplar los paisajes de toda la subida desde el Hoyo de Granaeros y del Valle del río Campanillas: ESPECTACULAR...
El viento nos azota... es el precio a pagar por profanar la soledad de estos parajes... pero nos sentimos como unos seres privilegiados, al poder disfrutar de este enclave...capricho del tiempo y de la Naturaleza.
Bajamos hacia la depresión de la Cañada de Tosaires, donde vemos plantados ejemplares de repoblación, protegidos por malla de alambre. Todo es gris (de la piedra caliza) y verde (de la vegetación que nos rodea). A lo largo de nuestra ruta vamos a poder ver toda la variedad de paisajes exokársticos que se desarrollan en el Torcal: torcas, corralones, cañadas. arcos, portillos, corredores, callejones, dolinas, lapiaces, pasadizos, lénar, uvalas, pilones, simas, canónicas, mesas, pilas de bollos, agrios, ...
 
Comenzamos a subir, para llegar a la zona del Tornillo del Torcal, símbolo del Paraje Natural del Torcal de Antequera y catalogado desde 2001 como "Monumento Natural" (de interés geológico) y con una superficie protegida de 0,2 hectáreas. Esta zona del Paraje Natural está siempre muy concurrida de personas, amantes de la naturaleza, que visitan el Torcal, pues está cerca del Centro de Visitantes "El Torcal Alto". Paneles informativos detallan la evolución del paisaje y las formas kársticas. Niños y jóvenes colegiales atienden las explicaciones de los profesores, mientras éstos intentan "controlar" a los alumnos, para evitar, en lo posible, ocasiones de potencial peligro físico... Subimos a un espectacular mirador natural, donde contemplamos el relajante vuelo de algunos ejemplares de buitre leonado, y vemos la primera huella impresa en la piedra de un fósil de ammonites: cefalópodo marino que vivió, hace millones de años, en el Mar de Tetis. De vuelta hacia el Tornillo, pasamos junto a una mujer, sentada sobre una piedra, pintando sobre un cuaderno, con primor, la caprichosa imagen del Tornillo.


Tras hacernos unas fotos de recuerdo, al pié del Tornillo, nos detenemos para beber agua y comer algo de fruta (fresca y también seca) y un trozo de pan de higo de la Alpujarra que me he traído...
Ya se divisa el Llano de los Polvillares, donde se encuentra el Centro de Visitantes "El Torcal Alto", el Observatorio Astronómico del Torcal y el aparcamiento de vehículos. Pero nosotros seguimos con nuestro itinerario, atravesamos la carretera MA-9016 y seguimos subiendo por el sendero de la antigua ruta Roja ó de los Ammonites (que estuvo señalizada y aún quedan algunos restos de pintura...y que hoy por hoy, está fuera de los senderos señalizados que ofrece el Paraje Natural del Torcal de Antequera a los visitantes). 
Adentrándonos en la zona de la cresta rocosa de las Valineras. Pasamos junto a la boca de una Sima, a la sombra de espinos majoletos y zarzales (cuyo nombre no conocemos). El sendero está limpio y es bien visible. Entre la vegetación que nos rodea abundan los rosales silvestres, las varas de San José, y de vez en cuando, vemos algunas peonías, que destacan sobre el verde esplendoroso de la vegetación con sus colores rosados y rojizos... poco después llegamos a la zona del Abrigo de Juan Ramos. Juan Ramos fue un antiguo cantero, que aprovechando una gran oquedad en la ladera, se construyó éste refugio o abrigo, donde vivió con su numerosa familia (unos dicen que tenía 6 hijas, otros que 9...).Junto al abrigo de Juan Ramos se encuentra la boca de la Sima Rasca, tapada con tela de alambre de gallinero: con sus 240 metros es la de más profundidad del Torcal. Unos anclajes atornillados a una roca cercana, dan testimonio de las actividades de espeleología que los aficionados a este bonito deporte han dejado en el lugar... un grupo de escolares, en compañía de su profesor, se acerca junto al abrigo y les explica la formación de este singular lugar erosionado desde hace millones de años...

Frente a la puerta del abrigo de Juan Ramos, hay una gran piedra, a modo de altar, con unos pequeños pilones o canónicas, que albergan agua de lluvia... propicia para que mi amigo Luis, realice el acto formal de mi "bautizo" en ésta zona privilegiada del Torcal... de ésta unción más que bautizo (porque el agua era escasa...) me siento muy orgulloso... me siento más unido a la tierra... ya soy "Hijo del Torcal"...

 Tras finalizar el emotivo acto ritual... seguimos adentrándonos hacia la zona del Camorro de Siete Mesas (o de Siete Meses, que también lo he leído así en la cartografía del lugar) que con sus 1.346 metros de altura es la más alta cumbre del Torcal. Para poder llegar hasta el Camorro hemos de rodear la Cornisa del Diablo... el borde Norte del Torcal Alto... desde la que divisamos toda la Depresión y los Llanos de Antequera y la Peña de los Enamorados (ésta singular elevación rocosa, situada a 878 metros de altitud y cuyo perfil asemeja los rasgos de un rostro humano yacente que mirara hacia el cielo, recibe su nombre de una antigua leyenda medieval, la de los amantes Tello y Tazgona... ).


El caminar se hace duro y dificultoso... el borde del precipicio es un lugar NO APTO para personas que sufran lo más mínimo de vértigo... y potencialmente... muy peligroso... por lo que hay que extremar todo tipo de precauciones... pero el horizonte que se divisa desde cualquier punto de la Cornisa del Diablo es super-panorámico y espectacular, abarcando desde la Serranía de Ronda, hasta la Subbética Cordobeda, la Sierra Gorda de Loja, Sierra Nevada o el pico de la Maroma en la sierra de la Almijara...

 La cumbre del Camorro del Camorro de Siete Mesas está coronada por un pararrayos. Hasta allí se encaraman, primero Luis y después Emilio... alzando los brazos en señal de VICTORIA... un grupo de ovejas, se protege del viento, dormitando a la sombra del roquedal. Junto a la cumbre del Camorro nos encontramos con un grupo de cuatro senderistas que vienen desde Vélez Málaga... Tras saludarnos, charlar un rato... y hacer las fotos de rigor... en ésta para mí, mi primera vez en el Torcal (que por cierto, me está calando muy hondo... me está "encantando"...), procedemos a bajar, siguiendo con el rodeo... hacia la zona del Sombrerillo...
Como la imaginación es libre... e incontrolable...las rocas que conforman lo que se conoce como "El Sombrerillo" (por su forma, a modo del sombrero que pudiera haber utilizado una señorita del siglo XIX...), también es conocida como el Champiñón, la Montera de Torero ó el Platillo Volante... Junto a él encontramos otro ejemplar de huella del fósil de un ammonite...


Tras pasar junto al "Sombrerillo", buscamos cobijo, para guarecernos del viento, a la sombra de un largo abrigo rocoso con un pedestal a modo de sofá sobre el que nos sentamos, para dar buena cuenta de un buen bocadillo... para reponer fuerzas... pues el tránsito por ésta zona del Torcal es muy exigente físicamente... vemos unos "agujeros de pastor", excavados en la piedra caliza, para servir como depósito de agua de "emergencia" en caso de necesidad...
Completamos el círculo de la Ruta Roja, acercándonos de nuevo hacia el Llano de los Polvillares... Jaime va "regular"... por su rodilla "tocada"... así que decide que nos va a esperar en el Centro de Visitantes "El Torcal Alto"... de camino hacia él, pasamos junto a la entrada a la Sima Chaparro, donde hace una pequeña incursión Emilio...
Al llegar a la explanada donde se encuentran los carteles explicativos de la Ruta Amarilla y la Ruta Verde, nos despedimos (de momento...) de nuestro amigo Jaime, que se va a ver el Centro de visitantes, y el resto de la expedición iniciamos este tramo, que Luis, que ha diseñado la Ruta Integral que estamos haciendo hoy, ha pensado en hacerlo como en un "ocho"... por lo que el corredor que une las dos Rutas, lo caminaremos en dos ocasiones... Pasando por lugares tan emblemáticos y visitados de éste Paraje Natural como: el Arce de Montpelier (nombrado por la Diputación de Málaga, "Rincón Singular" e incluido en el Inventario de Árboles y Arboledas Singulares de Andalucía; es un portentoso ejemplar de 9 metros de altura y su tronco, aunque un poco dañado, tiene un perímetro de 1,5 metros), el Callejón de la Loza, las Abejas, el Hoyo de la Burra, la Plazoleta de la Catedral Gótica, el Puerto de la Zalea, el Corredor de la Gayumba, el Hoyo de la Mesa, el Callejón Oscuro, el Burladero ó la Falla de los Arregladeros...

 En ésta zona, la más intrincada y laberíntica del Torcal, vemos una vegetación rupícola muy variada, adaptada a vivir entre las fisuras y grietas de las rocas: musgos, líquenes, helechos, hiedra, comepiedras, además de frondosos arbustos de espinos, zarzas, madreselvas, saucos, aladiernos, endrinos, zarzamoras y zarzaparrillas. Entre la vegetación arbórea vemos ejemplares de encinas, quejigos, servales o arces.

 Finalizando el trazado en ocho de estos dos senderos, nos encontramos con una pareja, y hablando... y hablando... hacemos una variante que, en principio, Luís no había programado para la Ruta de hoy... y subimos a la zona de Los Balconcillos, al lugar conocido como Mirador del Ammonite, en el que vemos, casi en un extremo, un gran ejemplar de huella de fósil... además de disfrutar del espectacular panorama que se divisa... de toda la Hoya de Málaga... y el mar Mediterráneo...

 Regresamos por otro sendero que enlaza con el que ya habíamos recorrido un poco antes y subimos hacia el LLano de los Polvizares, donde nos encontramos con nuestro amigo Jaime... que nos había estado viendo desde el Mirador de las Ventanillas... El edificio del Centro de Visitantes "Torcal Alto" fue inaugurado en Octubre de 2009 y tiene 580 metros cuadrados, que además de área interpretativa, sala de usos múltiples (donde vemos un documental sobre el Torcal), tienda de recuerdos y aseos... cuenta con el bar-restaurante con un camarero "muy mala follá"... y el Observatorio Astronómico, que situado a 1.200 metros de altura, es el lugar idóneo para la divulgación, difusión y enseñanza de la astronomía.

 Nos comemos un segundo bocadillo, pues ya son casi las 5 de la tarde... y el desgaste físico en el día de hoy, ha sido grande y cuantioso... y tras reponer fuerzas... emprendemos el camino de regreso hacia el aparcamiento bajo, pasando por el Lapiaz Agrio del Caracol para llegar a la Zona del Tornillo y de allí bajar por el mismo sendero que utilizamos para adentrarnos en el Torcal Alto.
El camino, siendo el mismo que a la ida, cambia totalmente... en todos los sentidos...volvemos "empapados" de sensaciones, de colores, de olores, de sonidos... todos gratificantes...

 Son las 6 y media de la tarde cuando llegamos al aparcamiento bajo del Paraje Natural Torcal de Antequera y damos por finalizada la ruta de hoy... mi "BAUTISMO DEL TORCAL"...
(Texto de la entrada: Antonio Gómez Romera)


Abandonamos estos preciosos y singulares parajes... para regresar a casa…

Datos de la ruta:
- Senderistas: 7
- Recorrido: 16 kms 
- Acumulado: 564 m subiendo; 551 bajando.
- Tiempo en movimiento: 7h 18 min; Parado: 1h 50 min
- Índice dificultad IBP: 63, Media. Ver más datos IBP aquí>>>
- Media: 2,21 kms/h 

Track y perfil de la ruta:

Powered by Wikiloc

No hay comentarios: